flopy.es

Díscolo blog de informática, y humor

flopy.es - Díscolo blog de informática, y humor

Spotify y la “crisis” en la industria musical

Últimamente toda la blogosfera española se ha levantado en armas contra lo que quiere pretender imponer la industria musical española, con la complicidad de la ministra de cultura González-Sinde y el anteproyecto de ley de Economía Sostenible. Todo esto ha provocado un alud de reacciones en la blogosfera, en la que se ha elaborado un manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internetal que se adhiere por completo esta web.

Nadie ha llorado por los fabricantes de máquinas de escribir cuando los ordenadores los arrollaron. Pues en esta web no vamos a llorar porque una industria anclada en el pasado como la discográfica desaparezca (y ojalá que lo haga pronto), porque al igual que las máquinas de escribir fueron sustituidas por aparatos que permitieron hacer su trabajo mucho más eficientemente, la industria discográfica está siendo sustituida por redes que permiten a pequeños autores situarse en igualdad de condiciones que los grandes, que permiten a los internautas intercambiar sus ficheros (sí… al igual que hacía la gente en los 80 con las cintas ¿O tú nunca tuviste una cinta grabada con música con derechos de autor?) y, al fin y al cabo, democratizar la distribución de música.

Hace unos días, navegando por los foros de macniacos, pude ver en un hilo del foro una entrada de un usuario que había creado una web en la que se dejan listas de reproducción de música. Si tienes instalado en tu ordenador un programa llamado Spotify, cuando haces click en una de esas listas, simplemente se reproduce la música a la que vinculan a cambio de una breve publicidad entre canción y canción. Todo gratis y LEGAL. Vale, entonces, ¿Qué pretende hacer la SGAE, ministerio de cultura y similares creando webs en las que para escuchar la música haya que pagar el oro y el moro? ¿Alguien puede aún creer que un chaval que se descarga de forma ilegal una canción está perjudicando a la industria discográfica? Porque casi ningún chico de 15 años de este país podría permitirse tener la selección de canciones que llegan a tener en sus reproductores si tuvieran que comprárselas legalmente. En los 80 pasaba exactamente lo mismo que ahora, sólo que en lugar de ser archivos mp3 eran las cintas BASF y TDK.

Los tiempos han cambiado y la industria discográfica se está muriendo. Ni más ni menos que lo que les ocurrió en su día a los fabricantes de las máquinas de escribir. Y yo, personalmente, voy a lamentarlo exactamente igual… o bueno… tal vez lo lamentaré bastante menos.

Share

Pasar música de un CD a MP3 en un sistema Windows

Suponed que tenéis un CD de música de los de toda la vida (No en MP3, sinó un CD original que habéis comprado en una tienda) y queréis pasar esa música a vuestro ordenador (Que tiene instalado un windows xp o vista). ¿Cómo podéis hacerlo? Esto que para algunos puede parecer trivial, es una duda que me han consultado en muchas ocasiones. Sin necesidad de instalar ningún programa a mayores vamos a intentar explicar una de las muchas formas de conseguirlo.

Lo más intuitivo sería ir a “Mi PC”, abrir la unidad de CD-ROM o DVD y arrastrar todo lo que hay ahí hacia una carpeta del disco duro. Sin embargo, si hacemos esto podemos comprobar que lo que obtenemos es simplemente una serie de accesos directos que no funcionan. ¿Cómo resolverlo entonces?

Si queremos una solución rápida sin necesidad de instalar ningún programa en vuestro equipo, se puede hacer mediante el Windows Media Player. Lo que haremos con este programa será convertir cada una de las pistas que hay en el CD a un archivo MP3 que podremos reproducir sin problemas en el equipo. Vamos a ello entonces.

Primero abrimos el Windows Media Player. Normalmente se puede encontrar en el menú inicio –> Programas (Ya aparece en la raíz de programas), pero también con frecuencia he visto que la gente lo suele cambiar de sitio (puesto no es un programa que agrade a mucha gente), por lo que si no lo encontráis, una forma sencilla de localizarlo es abrir el menú inicio, pinchar en “ejecutar”, escribir “wmplayer” y darle a enter. Con esto ya tendremos abierto el Windows Media Player.

Una vez abierto, el programa en cuestión puede presentar diferentes apariencias, con lo que aquí se complica un poco la explicación. Lo más habitual es que se nos muestre en modo de máscara, y a nosotros nos interesa verlo en modo completo. Para ello pulsaremos un botón que se sitúa en la parte inferior derecha del programa.

Una vez que estamos en modo completo, desplegamos el menú “copiar” y dentro del submenú “formato” escogemos la opción “MP3″. De esta forma nos aseguramos que lo que vayamos a grabar en el equipo pueda reproducirlo cualquier aparato del mercado (cosa que no nos asegura en absoluto el formato nativo del programa, el “wma”).

Una vez hecho esto, vamos a decirle al programa en qué sitio del disco duro queremos guardar la música. Para ello desplegamos de nuevo el menú “copiar” y pinchamos en “más opciones”. Nos saldrá una ventana similar a esta:

Dónde pone “Copiar música en esta ubicación desde CD”, pinchamos en el botón “cambiar” y seleccionamos el directorio dónde queramos que se almacene el CD. El resto de opciones las podéis dejar tal y cómo están en la imagen. Mencionar que la barra de desplazamiento que hay en la zona inferior os permite cambiar la calidad del sonido que estáis copiando. Normalmente 128 Kbps es más que suficiente para obtener sonido de excelente calidad, pero si sois muy puristas con la calidad del sonido no hay ningún problema en que pongáis una calidad mayor, aunque recordad que a mayor calidad, el tamaño del archivo resultante también será mayor.

Ya tenemos casi el proceso terminado. Ahora el Windows Media Player se ve tal que así:

Pero como podéis ver, las diferentes pistas que componen el CD están sin nombre. Sería todo un detalle que el propio programa ya pusiera el nombre a las canciones sin tener que teclearlo. Pues esto mismo es lo que vamos a hacer. Pinchamos con el botón derecho en el icono del CD y luego en “Buscar información del álbum”. Nos saldrá un asistente similar a éste:

Como podéis ver, el programa autodetecta sin problemas el CD que está metido. Pinchamos en el nombre del CD que creamos correcto y pinchamos en “siguiente”.

Simplemente confirmamos que las canciones son las que corresponden al CD y pinchamos en finalizar.

Ahora sólo nos queda pinchar en el botón que pone “iniciar la copia desde CD” para que todo el contenido del CD pase al directorio que previamente hemos escogido. Así podremos disfrutar del contenido de nuestros CD’s en nuestro reproductor MP3 o reproducirlos sin la necesidad de tener el CD insertado en el ordenador.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR