Tutoriales, noticias y soluciones informáticas

Etiqueta: correo

Lentitud en Microsoft Outlook: Qué hacer si el archivo «.pst» ronda los 50 Gb

En entornos empresariales para la gestión de correos electrónicos Microsoft Outlook (que es un programa incluído en el paquete «Office«) es el rey indiscutible. En mi experiencia profesional he tenido que lidiar en muchas oficinas y me costaría acordarme de alguna en la que no se usase Outlook activamente.

Sí, ya... lo que quieras. Pero desde hace una semana trabajar con Outlook se ha vuelto una tortura para mi. Va lentísimo y me cuesta hacer cualquier cosa con él. Creo que este ordenador ya no da para más, así que voy a ir pensando en comprar otro y... 
Miniatura de Outlook

No te apresures con soluciones drásticas, Usuario Anónimo, porque al final seguirás teniendo el mismo problema. Eso que te está pasando lo he visto infinidad de veces y cada vez lo veo con más frecuencia, tanto en mi empresa como en muchas otras.

No voy a decir que Outlook sea un mal gestor de correo electrónico para un ordenador (para un móvil es otro cantar). Sin embargo me cuesta entender cómo un programa enfocado al 100% a entornos empresariales aún sigue teniendo este tipo de errores de concepto.

Y no te vayas a creer que el problema es el uso que le das a tu correo electrónico o que tu ordenador está anticuado. El problema es una simple restricción arbitraria de Microsoft que impide tener grandes volúmenes de correo almacenados. Veamos primero cuál es el problema de raíz para luego poder plantearnos soluciones.

1. El culpable: un archivo PST con obesidad mórbida.

El correo que recogemos y enviamos mediante Microsoft Outlook se almacena en nuestro ordenador en un archivo con extensión PST. Es en ese archivo dónde están todas las carpetas de nuestro correo como «Bandeja de entrada» o «Elementos enviados». También ese archivo se guardan otras cosas como las entradas en el calendario o la agenda de contactos.

Seguir leyendo
Share

Algunos procedimientos a seguir si tu servidor web o de correo no funciona

Tener un servidor web o de correo doméstico es para cualquier aficionado a la informatica un pequeño lujo. Es una verdadera gozada poder tener un espacio propio para almacenar lo que te dé la gana sin tener que preocuparse de restricciones de espacio o de tráfico típicas que suelen tener muchos hostings. Además, administrar tu propio hosting te obliga a aprender muchísimas cosas que puedes luego aplicar a ámbitos profesionales.

Y por supuesto, cuando ese servidor es directamente para un uso profesional, es una verdadera tranquilidad saber que no tienes que preocuparte de restricciones de ningún tipo y que en cuanto a costes lo único que debe preocuparte es el consumo energético y tener un dominio comprado.

Y que lo digas, pero yo estoy intentando montar el mío y no consigo que funcione. Esto es una locura. Prefiero gastarme los ahorros en un hosting de verdad y no tener que pelearme con esto. Me da que esto no va a funcionar nunca y...

No desesperes Usuario Anónimo. Evidentemente no todo es un camino de rosas cuando te animas a un proyecto de este tipo, pero cuando hay algún problema con un servidor web suele ser sencillo saber dónde está la causa. Un servidor Web que no funciona es como un enfermo. Tienes que fijarte mucho en sus síntomas, porque te darán muchas pistas de dónde puedes tener el fallo. En este artículo veremos como interpretar esos síntomas en un servidor web LAMP para poder tener pistas de cómo curar al enfermo de forma rápida y efectiva. Ojo: la cantidad de problemas posibles que pueden causar una web caída es enorme, así que vamos a centrarnos sólo en cómo saber dónde está el problema y veremos unas cuantas soluciones.

Seguir leyendo
Share

Cómo resolver si Microsoft no te deja enviar e-mail a sus cuentas desde tu servidor.

En un artículo anterior hemos visto cómo crear un servidor de correo casero (o para una pequeña empresa) de forma muy sencilla. Pero hemos visto que parte de la problemática de montar un servidor de correo no es la instalación y configuración del mismo, sinó que también hay que estar lidiando de vez en cuando con listas negras y otros servidores que califican el tuyo como peligroso por diferentes motivos.

Ya, pero supongo que las listas negras están ahí para algo, no sólo para fastidiar la vida a los que quieran montar un servidor de correo. 

Efectivamente Usuario Anónimo. Siendo justos, hay motivos que son completamente lógicos para que un servidor sea baneado de forma que se le impida enviar correos a otros servidores. Podría ser el caso de un servidor que esté enviando contínuamente correo basura a múltiples direcciones de e-mail. Creo que estaremos de acuerdo si te digo que a un servidor que sólo envía SPAM, o al menos que lo envía en un porcentaje o en unos números elevados, alguien debería pararle los pies (y que otros servidores lo baneen es una medida correcta).

Un poco más polémico es el hecho de que un servidor de correo alojado en una IP variable siempre esté baneado por defecto y que se le impida enviar correo a otros servidores únicamente por no disponer de una IP fija… pero al fin y al cabo si lo piensas puede tener hasta sentido (porque este tipo de líneas son líneas domésticas en las que no suele haber servidores de correo, por mucho que tú y yo los hayamos montado).

Pero la vida no siempre es justa, y entre esas injusticias está la política que aplica Microsoft con los servidores de correo de terceros (como el que hemos montado en el tutorial que hemos indicado antes). Microsoft, porque ella lo vale, en cuanto ve que estás enviando un poco de correo a sus servidores directamente te banea. Y ojo: que no digo un volumen grande ni enviar spam. No, no. Digo unos pocos correos legítimos al día. En cuanto detecta que tu ip se dedica a enviar correo, sin aviso previo te encontrarás con que un día todo el correo que estás enviando a cuentas en sus servidores no llega a su destino.

Seguir leyendo
Share

Relay de correo electrónico: Cómo configurar un servidor de correo con IP variable.

Hace poco hemos visto en otro artículo que crear un servidor de correo puede ser algo mucho más sencillo de lo que aparenta, y que además nos puede brindar muchas opciones interesantes. Con un servidor de correo propio no estamos sujetos en ningún momento a las limitaciones que nos pueda imponer un proveedor externo, y además con él podríamos tener todo el espacio que necesitamos para la labor a la que lo destinemos. Por ejemplo, he visto muchas veces a gente con problemas en cuentas de correo con espacio limitado, debido a que quieren ver el correo a la vez tanto en el móvil como en el ordenador (mediante imap), y eso con una cuenta de correo normal y corriente no suele ser posible porque en cuanto el correo se destine a usos importantes y empiece a recibir un volumen de correo importante se acaba saturando.

Sin embargo hay una limitación importante en cuanto a la gestión de un servidor de correo en una red doméstica o en una pequeña empresa, y es que en estos ámbitos se suelen tener líneas de internet que aunque puedan llegar a tener mucha velocidad, tienen un importante problema a la hora de montar un servidor de correo y es que estamos conectados a través de una IP pública variable.

Tiene razón. Algo de eso habías comentando en el artículo sobre los servidores de correo, pero... refréscame la memoria, anda. 

Por supuesto, Usuario Anónimo: Existen tres clases de líneas de internet, atendiendo a qué tipo de conectividad presentan desde fuera de la red local.

  • Las mejores para montar un servidor de internet son las que tienen IP fija. Estas líneas nos dan una dirección IP que nunca varía. Si tengo una línea de este tipo y dejo abierto un puerto escuchando peticiones de cualquier tipo, desde internet podré conectarme a él a través de una determinada dirección IP. Y lo importante es que esta dirección IP no cambiará nunca, así que será la misma mañana, pasado y dentro de un mes. No vamos a tener problemas para instalar un servidor de correo en una línea de este tipo.
  • También existen líneas que tienen IP variable. En este caso la ip que tiene asignada nuestra red también es accesible desde internet, pero cambiará cada vez que apaguemos y encendamos de nuevo el router (o cuando la operadora de internet lo dictamine), así que la IP que tengo hoy puede que no sea la misma que la que tenga mañana, lo cual puede ser un problema para acceder a mi servicio a través de internet.
  • Por último, existe un engendro llamado «CG-NAT» que usan las operadoras para ahorrarse costes, y se trata de que un «pool» de clientes comparten la misma ip pública entre ellos. Eso les va a permitir navegar por internet con normalidad y hacer casi todo lo que un usuario doméstico hace en internet… pero nunca jamás les permitirá acceder desde internet a nada que monten en su red doméstica. Algunas operadoras te permiten pasar de CG-NAT a IP variable sólo solicitándolo por teléfono. En todo caso las líneas con CG-NAT son una vergüenza para cualquier distribuidor de internet que quiera hacerse pasar como «compañía tecnológica no-chapucera» y es algo que desde la creación de IPV6 debería haberse arrojado al pozo del olvido, pero aún así muchas operadoras siguen ofertándoselo a sus clientes.

Así que si quieres montar un servidor de correo en casa y tienes una línea CG-NAT, debes preguntar inmediatamente a tu proveedor de internet para que te cambie a una línea que ofrezca IP variable, porque sobre CG-NAT no se puede montar ningún tipo de servidor y mientras no soluciones este problema no hay más que hacer.

Seguir leyendo
Share

Servidores de correo gratis, libres y sencillos de gestionar. Comparativa e instalación.

Montar un servidor de correo «casero» e incluso a nivel de una pequeña empresa en GNU linux no es sencillo si vamos a hacerlo instalando todos los módulos por separado, para qué nos vamos a engañar. Es una tarea lenta que requiere instalar multitud de componentes (apache, php, mysql, dovecot, postfix, spamassasin, antivirus… y un largo etcétera) y configurarlos correctamente para que interactuen ente ellos de la forma en que se espera. Sin embargo hay unas cuantas soluciones integradas y completamente gratuítas que nos permiten poner en marcha algo tan complejo de forma más o menos sencilla.

Espera… ¿Me estás diciendo que has hecho trampa montando esta web y todo el tinglado que tienes en este servidor? ¿Que realmente no has hecho tú la instalación de todo y se lo has dejado a un mísero programa de terceros? Me acabas de decepcionar, tío.

No es exactamente «usar trampas», Usuario Anónimo. Como muchos sabréis, esta web no está alojada en ningún hosting, sinó que cuelga directamente de un equipo que tengo montado en mi casa, en el que, además de esta web, corren un par de páginas más, un servidor de correo y un servidor de archivos en la nube basado en «nextcloud». Montar una página web sobre un apache es bastante sencillo, pero la cosa se complica bastante si quieres integrar todo con un servidor de correo electrónico. Precisamente para eso están estas soluciones. La filosofía de la mayoría de ellas es instalarlas con el sistema operativo limpio (Normalmente la versión servidor de un sistema Linux) y una vez instalada, sobre ellas ya puedes hacer las modificaciones que consideres de forma más o menos sencilla.

En este artículo voy a ir mencionando las soluciones que he ido probando y me parecen más sencillas de instalar (y algunas que aún no he probado, pero que les tengo muchas ganas) e intentaré explicar cómo es la instalación de cada una, sus ventajas y sus inconvenientes, pero antes creo que es conveniente tener claro lo que debemos preparar antes de hacer la instalación de cualquiera de estos servidores.

Seguir leyendo
Share

© 2021 Flopy.es

Tema por Anders NorenArriba ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies