Tutoriales, noticias y soluciones informáticas

Etiqueta: usb

Tutorial de TrueNAS, parte 1: Instalación y puesta en marcha.

Nases de Truenas

Empecemos el artículo con una verdad como un templo: cada vez necesitamos más espacio de almacenamiento para todo lo que movemos en nuestros dispositivos. Da igual que seamos un particular o una empresa o que ese espacio lo dediquemos a nuestro ocio o a la contabilidad de una sociedad. Lo que hace años podíamos almacenar en el disco duro de nuestro ordenador, ahora lo vemos distribuído en discos duros extraíbles repartidos por nuestra casa o nuestra empresa.

Pues tienes razón, pero si lo que necesitas es espacio siempre puedes recurrir a discos duros enormes como los My Book Duo de Wenster Digital

Eso precisamente es lo que te digo, Usuario Anónimo. Discos y más discos. ¿No te parece que sería una solución más eficiente contar con una caja a la que ir añadiendo discos según los vayas necesitando?

Pero eso existe hace tiempo. Se llaman NAS (Siglas de Network Attached Storage, o "Almacenamiento conectado a la red"). Hay muchas marcas como Synology que ofrecen dispositivos de este tipo. 

Empiezo a preocuparme de que estemos dos veces seguidas de acuerdo. Sin embargo estas soluciones «pre-montadas» tienen también algún que otro problema.

En primer lugar, los NAS «de marca» más baratos tienen un hardware muy limitado que hace que su rendimiento deje mucho que desear. Recuerdo tener que trabajar con un NAS Seagate Blackarmor 400 con 4 bahías para discos del que si os digo que el rendimiento era desastroso me estaría quedando muy muy corto.

Seagate Black Armor
Aquí el causante de muchos de mis problemas hace algunos años
Bueno… ya empiezas. Si es que tampoco hay que escatimar con estas cosas, hombre. Deja de ser tan rata y aconseja a la gente a comprar un NAS algo más caro y problema resuelto. 

Es que no es el único problema de este tipo de NAS. Efectivamente, si te vas a modelos superiores vas a tener mejores especificaciones, pero otro gran problema es el soporte de los fabricantes a sus dispositivos. Estos aparatos permiten hacer multitud de cosas e incluso acceder a ellos a través de internet. Pero si el fabricante no parchea los problemas de seguridad que les van surgiendo tendremos un dispositivo inseguro. Algo muy habitual es que el fabricante retire el soporte a sus productos pasados unos años. Y creedme si os digo que no os interesa tener vuestros datos expuestos en Internet en un dispositivo que ha dejado de actualizarse hace tiempo (y tampoco es plan comprar un NAS nuevo cada cierto tiempo porque el antiguo haya dejado de recibir actualizaciones).

Además hay otro problema y es el relacionado con el soporte en el que se formatean los discos. En ocasiones, un conjunto de discos usados por un NAS de una determinada marca pueden no ser reconocidos por el hardware de otro fabricante, por lo que ante fallos físicos del NAS hay que optar por sustituirlo por otro de la misma marca (a veces incluso del mismo modelo) para poder recuperar los datos de nuestros discos.

Pues sí que estamos bien. ¿Qué es lo que propones entonces como alternativa? ¿Volver a las tarjetas perforadas?

Pues usar en tu NAS algún sistema operativo libre, que no dependa de la marca del fabricante del hardware, que permita darle un formato estandard a los discos para que puedan ser reconocidos por otro NAS en caso de fallo, que esté contínuamente recibiendo actualizaciones de seguridad y con un hardware que otorgue el rendimiento adecuado al uso que le vas a dar.

Vamos… que casi nada. Por lo que me dices, estaríamos hablando de un NAS como estos de "TrueNAS". Pero oye… ¿Te has fijado que el precio de estos cacharritos empiezan desde 700 euros sin discos? Creo que nuestros lectores no van a estar por la labor de gastarse ese dineral en un NAS. 
Discos duros

Mencionando a «TrueNAS» has dado en el clavo en el software, aunque no en el hardware. Efectivamente los equipos NAS que ofrecen son perfectos a nivel empresarial, e incluso lo son a nivel doméstico si tienes una capacidad adquisitiva importante. Sin embargo tal y cómo dices no todo el mundo puede permitirse un equipo de estas características. Esos 700 euros (más el precio de los discos) es el precio del NAS más barato de su gama, así que os podréis imaginar que un equipo de estos supone un desembolso importante.

Sin embargo hay una opción muy interesante, y es montarte tú mismo un NAS casero usando en un ordenador cualquiera el sistema operativo de «TrueNAS». El hardware sería el que quisieras montar tú (Se adaptaría a tu capacidad adquisitiva) y el software es software libre. Incluso, una opción muy interesante es aprovechar algún ordenador viejo para instalar un TrueNAS en él y reutilizarlo como NAS. No te gastarías ni un duro ni en software ni en hardware y tendrías un rendimiento estupendo, unas funcionalidades increíbles y un soporte contínuo de actualizaciones.

Vamos a ver cómo podemos montarnos uno, como siempre detallando todos los pasos minuciosamente para que no se pierda nadie en la configuración. Eso sí: para no alargarnos demasiado, en este artículo sólo abordaremos la instalación del sistema operativo. Las instrucciones para compartir nuestros discos en la red y la problemática de los permisos de usuario lo abordaremos más adelante en otro artículo distinto. En una tercera parte añadiremos también la problemática de añadir nuestro TrueNAS a un dominio (Active directory). Pero por el momento, centrémonos en la instalación, que es lo primero que hay que hacer.

Seguir leyendo
Share

Arrancar una Raspberry desde un disco duro externo o un «pen drive».

Las Raspberrys son dispositivos modestos en cuanto a prestaciones, pero son muy versátiles, ya que se les puede dar muchísimos usos diferentes. Por ejemplo, la web desde la que estás leyendo este artículo está alojada en una raspberry (tu ordenador se ha puesto en contacto con mi raspberry y ésta te ha enviado la información para que puedas leer este artículo).

Sí, sí... mucha Raspberry y mucho "internet de las cosas", pero la mía ya se fusiló dos tarjetas de memoria. Acabó destrozándolas y dando problemas. 

Tienes razón, usuario Anónimo. Una Raspberry es como un ordenador completo en miniatura y el equivalente en una Raspberry al disco duro que tienen nuestros ordenadores es una simple tarjeta de memoria microSD. Esto puede suponer ventajas e inconvenientes. Por un lado usar una tarjeta SD le permite tener a la raspberry un tamaño mínimo para poder funcionar con normalidad, y además el precio de una de estas tarjetas suele ser muy bajo y por tanto asequible.

Sin embargo con tarjetas MicroSD no podemos alcanzar los tamaños de almacenamiento que tenemos en un disco duro normal ni las velocidades que podemos alcanzar con un disco duro SSD. Además la experiencia me ha demostrado que si a una tarjeta SD le metes mucha caña (le pides a tu dispositivo que le haga muchas lecturas y escrituras) al final acaban fallando de alguna forma (o bien dando errores o directamente dejando de funcionar). Es factible que si usas una Raspberry en esas circunstancias (haciendo muchas lecturas y escrituras) en cualquier momento la tarjeta te deje tirado, ya que las Micro SD no están en absoluto preparadas para una carga de trabajo intensa, sobre todo las de bajo precio. Seguramente eso es lo que te ha pasado a ti.

Pero dependiendo del uso que le demos a la Raspberry todos estos problemas pueden tener una solución sencilla, que no es otra que hacer que la Raspberry pueda arrancar desde un disco duro normal y corriente conectado a uno de sus puertos USB, y en este artículo vamos a explicar cómo conseguirlo.

Seguir leyendo
Share

Rasplex, OSMC y Kodi en Raspberry: Solución a parones y desconexiones en la reproducción de películas a través de WiFi

Posiblemente uno de los mejores usos que tiene una raspberry es usarla como dispositivo multimedia para una televisión. De esta forma puedes «esmartivizar» (convertir en una smart TV) una televisión que no tenga incorporada la posibilidad de instalarle aplicaciones (Por cierto, aprovecho para pedir por favor a Arturo Pérez Reverte que añada ya el verbo «esmartivizar» en el diccionario de la RAE).

¿Tú crees? ¿Y cuál sería entonces la primera persona del pretérito imperfecto de subjuntivo del verbo esmartivizar?

Como todo el mundo sabe, mi anónimo amigo, sería «esmartivizara» o «esmartivizase». Pero vamos a los asuntos que nos interesan.

Se puede conseguir convertir una Raspberry en todo un reproductor multimedia de varias formas, pero lo más sencillo y habitual es instalar en su «disco duro» (Recordad que una raspberry usa una tajeta micro SD como unidad principal de disco) un sistema operativo especializado en ello. Los tres más habituales son Kodi, OSMC y RasPlex. A pesar de que el desarrollo de Rasplex lleva parado bastante tiempo, para mi Rasplex es el mejor de los tres por su buena interfaz y facilidad de uso, sin olvidar que los otros dos permiten instalar plugins que también permiten reproducir vídeos de Plex, Amazon TV o Netflix, mientras que rasplex no permite reproducir contenido de estas dos últimas plataformas.

Si instalamos uno de estos sistemas para reproducir contenidos remotos en una Raspberry Pi 3 o 3B+, tenemos todo correctamente configurado y además tenemos nuestra raspberry conectada a internet mediante un cable de red, no vamos a tener problema alguno y todo irá como la seda. Pero si optamos por hacer la conexión mediante el interface WiFi de estos dispositivos, aunque tengamos todo configurado correctamente vamos a empezar a tener problemas de todo tipo. En este artículo vamos a ver cómo detectarlos y corregirlos.

Seguir leyendo
Share

Tutorial de Linux: Cómo arrancar el disco de instalación

Instalar linux en un PC es insultántemente sencillo, pero en algunos ordenadores puede llegar a «atascarse» la instalación por culpa de la configuración de nuestra BIOS.

En caso de que el disco de Linux no quiera arrancar e insistentemente el ordenador arranque con el windows que tenemos instalado, tenemos que saber decirle a nuestro ordenador que lo que debe arrancar es precisamente el disco que contiene la instalación de Linux, cosa que normalmente no es del todo intuitiva. En este tutorial os explico cómo proceder para iniciar la instalación de cualquier distribución de linux.

 

Share

Mover proyectos y eventos de iMovie a un disco duro externo.

Si trabajáis con iMovie habréis visto que tanto proyectos como eventos consumen una enorme cantidad de espacio en el disco duro. Una solución excelente para ahorrar espacio en el disco duro interno de nuestro equipo es trasladar tanto proyectos como eventos a un medio de almacenamiento externo, como puede ser un disco duro usb, firewire o thunderbolt.

En este tutorial os voy a explicar cómo mover estos dos apartados al disco externo sin que iMovie deje de funcionar correctamente.

 

Share

Compartir la conexión a internet mediante un adaptador usb wifi

Supongamos que tenemos en casa dos ordenadores. Uno de sobremesa y un portátil y que el que normalmente está conectado a internet es el de sobremesa. La verdad es que si disponemos de un router wifi sería una comodidad andar por casa con el portátil conectado contínuamente a internet, pero no tenemos ganas de comprarnos un router, o bien preferimos tener un ordenador conectado directamente a internet sin tener que pasar su conexión por un router. Pues hacer esto es bien sencillo. Para ello necesitamos el siguiente material:

– Dos ordenadores (Sean portátiles, de sobremesa, o uno de cada)
– Uno de los ordenadores debe tener conexión a internet. En este caso concreto, está conectado a internet mediante un módem cable de «R» (idéntico a los que usa ONO). El equipo recibe la conexión mediante una tarjeta de red. En caso de que vuestra conexión sea de otro tipo, pero recibais la conexión mediante un cable rj45 conectado a la tarjeta de red, el tutorial podríais seguirlo igualmente sin ninguna variación. Para evitar problemas, si os conectais a través de un router, os recomiendo encarecidamente que antes de hacer nada configureis el router como «monopuesto», porque si no podeis tener problemas luego.
– Dos adaptadores USB-wifi o pci-wifi (o en su defecto, que los equipos tengan wifi integrado). En mi caso he usado dos «Belkin Wireless G USB Network adapter», cuya foto os dejo al comienzo del artículo (por si alguien quiere usar exactamente los mismos).
– Un programa llamado Kerio Winroute en caso que el equipo que le va a dar internet al otro use windows como sistema operativo (Bajo linux también es factible hacerlo, pero en lugar del winroute usaremos iptables, que están implementadas en el núcleo de cualquier sistema linux). El kerio winroute es un programa de pago. Ya sabeis que me gusta especialmente publicitar programas de pago para hacer estas cosas, pero de momento no he encontrado ningún programa bajo windows gratuíto que pudiera hacer un nat completo (sí que hay algunos proxys que permiten hacer algo similar, pero no al nivel que llega el winroute). Por favor, si alguien conoce un programa gratuíto que pueda sustituir al winroute que deje un comentario al artículo.

1) CONFIGURANDO EL SERVIDOR

1) configurar el adaptador usb wifi.
En primer lugar debemos tener el ordenador que se conecta directamente a internet (nuestro servidor) preparado para navegar por internet. Una vez comprobado que accedemos correctamente a internet, procedemos a instalar los drivers del adaptador usb wifi y configurarlo. Cada adaptador es distinto y tiene distintos drivers, así que lo mejor es leeros la documentación que venga con vuestro adaptador e instalar los drivers correctamente. Una vez que tengamos el adaptador bien instalado, nos vamos al panel de control y dentro de «conexiónes de red y de acceso telefónico» nos tendríamos que encontrar algo similar a esto:

 

 

En este caso nos encontramos con que hay tres adaptadores de red en el sistema. El que se llama «Conexión de área local» y el «Conexión de área local 2» son dos tarjetas de red. Como veis, la primera, en este caso está conectada a internet y funcionando, mientras que la segunda no tiene ningún cable de red conectado. Lo que aparece como «Conexión de área local 7» es nuestro adaptador USB wifi, que ya está conectado en un puerto USB y funcionando, pero aún está sin configurar. A vosotros el adaptador os puede aparecer con otro nombre, así que si teneis dudas, conectadlo y desconectadlo para ver qué nombre coge.

Vamos ahora a configurar el adaptador para que tenga siempre la misma ip (IP Fija). En un tutorial que he dejado con anterioridad habíamos usado un rango de ip’s del tipo «192.168.0.xxx» para compartir la conexión a internet hacia la otra tarjeta de red. Para hacer compatibles ambos tutoriales y que se pueda estar compartiendo la conexión de forma simultánea hacia la segunda tarjeta de red y hacia el wifi, vamos a darle un rango de ip’s completamente distinto al adaptador usb. Para ello pinchamos con el botón derecho en el nombre del adaptador (en la imagen, la «Conexión de área local 7») y le damos a propiedades. Nos aparecerá algo similar a esto:

 

 

Ahora nos ponemos encima de «Protocolo Internet (TCP/IP)» y le damos al botón propiedades. En la pantalla que nos aparece, debemos configurar todo tal y cómo os pongo en la siguiente imagen.

 

 

Marcais «Usar la siguiente dirección IP» y en «dirección IP» poneis «10.0.0.1», y en máscara de subred poneis «255.0.0.0». Aceptais y listo. Ahora ya teneis configurado el adaptador para coger ip fija.

2) Configurar Kerio Winroute para compartir conexión a internet.
Ahora nos toca instalar el kerio winroute en el equipo. En el tutorial usaremos el kerio Winroute 4.2.0, que es una versión ya algo antigua, pero el uso con versiones más modernas es muy similar. Comentar también que si intentais instalar esta versión bajo windows xp service pack 2, al intentar lanzar el programa os va a decir que no es compatible con XP, pero si lo instalais funciona a la perfección (tendría que comprobar si es compatible con Vista, pero con XP funciona sin problemas).

Con anterioridad, en este tutorial habíamos usado el kerio winroute para compartir la conexión a internet hacia la segunda tarjeta de red. No tenemos por qué deshacer cambios en absoluto, por lo que dejamos lo que habíamos puesto en el anterior tutorial sin tocar. De todas formas, explico de nuevo desde el principio.

Una vez instalado, nos vamos a «settings» –> «interface table».

 

 

En esta sección nos aparecerá algo similar a esto.

 

 

Como veis, nos encontramos con varios dispositivos capaces de conectarse a internet en nuestro equipo. Vemos la tabla donde pone «ip Address» y buscamos los dispositivos que tengan ip ya cogida, y que no sea de la forma «192.168.0.1», y vemos que en el equipo hay sólo uno conesas características. Esa es la tarjeta de red que está conectada directamente a internet (recordad, que si aparecen cosas raras y estáis conectados mediante un router, debeis configurar el router como monopuesto, al menos para poder seguir el tutorial sin problemas). Ahora simplemente nos ponemos encima de esa tarjeta de red y marcamos las opciones de «perform NAT with the ip adress on this interface on all communication passing through» y «Exclude this computer from NAT», tal que así:

 

 

Aceptamos y con esto estaremos compartiendo ya nuestra conexión a internet. Ahora vamos a configurar el programa para que le otorgue a la tarjeta de red de nuestro otro ordenador los parametros correctos para navegar.

Nos ponemos en «settings» –> «DHCP Server»

 

 

En la pantalla que nos sale, le damos a «New Scope» y lo configuramos tal que así:

 

 

Es decir:

– en el campo «from», ponemos «10.0.0.20»
– En el campo «To», ponemos «10.0.0.30»
– En el campo «mask», ponemos «255.0.0.0»
– Marcamos el campo «default gateway» y ponemos «10.0.0.1»
– Marcamos el campo «DNS Server» y ponemos el servidor de DNS’s de nuestro proveedor de internet. En caso de tener una conexión del proveedor de cable gallego «R», pondremos «212.51.33.73».
– El campo «domain name» lo podeis dejar desmarcado, ya que si vuestro propósito sólo es compartir la conexión a internet no es necesario. Idem para los campos «lease time» y «wins server»

Si vuestro proveedor de internet es «R», podeis poner todo lo anterior, y pasar directamente al apartado siguiente del tutorial. En caso de que vuestro proveedor de internet no sea «R» (por ejemplo, si os conectais mediante telefónica, orange, ya.com, etc…), debeis averiguar el servidor de DNS de vuestro proveedor. Hacerlo es muy sencillo. Simplemente os vais al menú inicio, pinchais en «ejecutar» y allí escribís «cmd», tal que así…

 

 

Os va a salir una pantalla en la que escribiremos «ipconfig /all». Le damos a enter, y nos saldrá en pantalla un resultado similar a este.

 

 

Para que sea más sencillo entender lo que pone en la pantalla, he separado lo que me ha salido a mi por colores. En el cuadrado rojo aparece el adaptador usb que acabamos de configurar. Aún no está conectado a ningún equipo, por lo que aparece desconectado. En azul está la segunda tarjeta de red de mi equipo, que tampoco está conectada a ningún sitio en este momento y también aparece desconectada. En el cuadrado verde, aparece la tarjeta de red con la que estoy conectado a internet. Ahora está conectada a internet, por lo que sí me aparecen un montón de datos interesantes, como la dirección ip, puerta de enlace, etc… pero lo que nos va a interesar es lo que he marcado en el óvalo amarillo, que son las direcciones del servidor DNS de nuestro proveedor. Cualquiera de los servidores que os aparecen ahí (en este caso, cualquiera de los dos que aparecen), debeis ponerlo en el campo «DNS Server» del winroute.

Con todo esto, simplemente aceptais cambios y ya teneis el winroute configurado para darle servicio de internet a otro ordenador.

3) Configurar la conexión inhalámbrica para conectarte con el otro ordenador.
Una vez llegados a este punto, simplemente debemos conectar el ordenador cliente con el servidor y ya debería funcionar sin problemas la conexión a internet. De todas formas, el problema surge en el momento en que dependiendo del sistema operativo y el adaptador se hace de forma diferente. Voy a explicar cómo hacerlo de dos formas distintas: Mediante la aplicación que viene con los adaptadores usb que estoy usando y mediante la aplicación que viene en windows xp service pack 2.

En el caso de los adaptadores usb wifi de Belkin, una vez instalados los drivers, cuando enchufamos el adaptador, nos sale al lado del reloj del sistema un dibujo de un monitor de ordenador. Si hacemos doble click en él, nos sale algo similar a esto:

 

 

Debemos ir a la carpeta «Profile setting» de la aplicación, y pinchar en «add», para añadir una conexión wifi al equipo. Simplemente se trata de ir rellenando, pero explico un poco cómo rellenar los campos. En primer lugar, donde nos pone «profile name» ponemos un nombre para la conexión. Por ejemplo ponemos «mi casa», de esta forma

 

 

Pinchamos en Next, y en la siguiente pantalla le damos un nombre a la red. Por ejemplo, volvemos a poner lo mismo, «micasa». En «Network tipe» ponemos la opción «Peer to Peer» (estamos diciendo que la conexión es directa entre dos equipos, y no hay puntos de acceso por el medio). En «transfer rate» ponemos «automatic» y en «channel», pues uno cualquiera (si por cualquier motivo no va, puede que haya interferencias en ese canal y tengais que cambiarlo hacia otro canal). Al final os debería quedar esa pantalla tal que así.

 

 

Por último, está la pantalla que permite encriptar la conexión. Para evitar problemas con la encriptación, yo os diría que probarais primero a no encriptar nada. Luego, si funciona bien, podeis probar a poner una encriptación a la red, pero más que nada para evitaros problemas (y descartar que ese sea el problema si os falla algo) os diría que al principio no pusierais encriptación, y luego de haber comprobado que todo va bien la activarais. Al final debería quedar tal que así.

 

 

Con todo esto hecho, nos ponemos en «profile setting» y nos situamos en la conexión que acabamos de hacer. y le damos a «connect». En principio ya deberíamos tener el servidor funcionando.

En caso que usemos el asistente de windows para configurar la conexión, el procedimiento es idéntico pero con otras pantallas. Os lo dejo también por si le soluciona dudas a alguien.

En el panel de control, nos vamos a «Conexiones de red». Allí buscamos el adaptador de red inhalámbrico, lo pinchamos con el botón derecho del ratón y hacemos click en propiedades.

 

 

En la ventana que nos sale, nos vamos a «redes inhalámbricas» y en «redes preferidas» pinchamos en «agregar».

 

 

Ahora rellenamos datos, al igual que explicamos con el programa específico de Belkin. Ponemos como nombre de red «micasa». Dejamos autenticación abierta y cifrado de datos desactivado (luego, si todo funciona lo activaremos y pondremos autenticación, pero para evitar problemas primero lo dejamos desactivado).

 

 

Simplemente aceptamos todo y listo. Ya tenemos el servidor configurado. Os recomiendo un reinicio después de hacer todo esto.

2) CONFIGURANDO EL CLIENTE

Ahora sólo nos queda configurar el ordenador que vamos a configurar como cliente (el que pretendemos que navegue de forma remota). Tenemos dos formas de hacerlo.

si tenemos el servidor encendido, podemos decirle al cliente que encuentre el servidor y se conecte a él. Nos vamos a «ver redes inhalámbricas» pulsando el botón correspondiente.

 

 

Y si aparece la red «micasa», simplemente hacemos doble click en ella. En cuanto nos hayamos conectado ya tendremos conexión a internet inhalámbrica.

 

 

También podemos añadirla de idéntica forma que hicimos con el servidor, o bien con la aplicación específica del adaptador o con la que viene en windows.

Una vez que todo esté funcionando, evidentemente os recomiendo retocar los parámetros para añadir una contraseña y no tengais la red abierta a cualquiera, pero esto tal vez es mejor que lo hagais cuando veais que funciona todo bien.

Share

© 2021 Flopy.es

Tema por Anders NorenArriba ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies