flopy.es

Díscolo blog de informática, y humor

flopy.es - Díscolo blog de informática, y humor

Mover proyectos y eventos de iMovie a un disco duro externo.

Si trabajáis con iMovie habréis visto que tanto proyectos como eventos consumen una enorme cantidad de espacio en el disco duro. Una solución excelente para ahorrar espacio en el disco duro interno de nuestro equipo es trasladar tanto proyectos como eventos a un medio de almacenamiento externo, como puede ser un disco duro usb, firewire o thunderbolt.

En este tutorial os voy a explicar cómo mover estos dos apartados al disco externo sin que iMovie deje de funcionar correctamente.

 

Share

Ubuntu en todos los dispositivos.

Impresionante el desarrollo que está teniendo Ubuntu desde hace algunos meses. Cuando sacaron su nueva inerface “Unity” mucha gente se extrañaba por este movimiento de Canónical, sobre todo sabiendo que hay muchísimas interfaces para Linux. Ahora está más que claro para qué querían crear esta interface. Es para poder adaptarlo a casi cualquier dispositivo del mercado.

Ahora acaban de sacar un sistema que se instala en los móviles con Android y permite usar el sistema ubuntu completo desde el propio móvil conectado a una televisión. Os recomiendo ver el vídeo. Por cierto… hace un rato oí una especie de grito enérgico… yo creo que debía ser Steve Ballmer maldiciendo a sus empleados por no haber inventado esto antes.

Share

Messages: mensajería gratis entre dispositivos apple

messages

Captura del programa de mensajería instantánea para mac

Esta semana Apple puso a disposición de los usuarios de Lion la aplicación “messages”, que permite enviar algo similar a SMS’s entre usuarios de equipos de la marca. Y digo “algo similar a SMS’s”, porque no es exactamente mensajería instantánea a la vieja usanza. Además de usarlo como cualquier otro programa de mensajería como el viejo “ichat”, este programa permite enviar un mensaje a alguien que en ese momento no tiene su equipo encendido, y en el momento en que encienda el equipo, aunque no ponga en marcha el nuevo programa de mensajería, éste le avisa que tiene un mensaje nuevo.

Lo bueno del asunto es que el programa mantiene lo bueno de iChat y de la aplicación de mensajes del iPhone o iPad. Al abrir el programa nos encontramos con el interface de “messages”, pero si mantenemos pulsado el icono de la aplicación en el dock, podemos seleccionar la opción “contactos de chat” que nos llevará al antiguo interface de ichat, con todos nuestros contactos y con todas sus opciones (videoconferencia, posibilidad de “efectos especiales” en el vídeo, compartir pantalla, etc…).

Si sois usuarios de OSX Lion os recomiendo que os lo bajéis cuanto antes desde este enlace oficial. 

Share

OSX Mountain Lion: Nuevo sistema operativo para Mac.



Hoy acaba de anunciarse la próxima versión del sistema operativo de los ordenadores de Apple: el OSX Mountain Lion, del que os dejo arriba el vídeo de su presentación.

Por lo que hasta ahora se ha podido ver, los programadores de apple están intentando incorporar las mejores partes de diversos sistemas operativos (y no estoy hablando sólo de IOS).

Del sistema operativo de los iPhones y iPads cogen varias aplicaciones que van a sernos muy útiles. Las notas de texto ya no estarán integradas en la aplicación de correo electrónico. La aplicación de “recordatorios” que fue añadida recientemente en IOS 5, ahora también existe para MAC. La nueva aplicación de mensajes que sustituye a iChat permitirá mandar mensajes instantáneos gratis entre todos los dispositivos de la manzana, algo que posiblemente catapultará este sistema de mensajería (espero que no se carguen las funcionalidades de iChat, porque es un programa estupendo).

Pero lo que me ha resultado más curioso ha sido el sistema de notificaciones que han implementado, porque a pesar de que alguien pueda notar un “deja-vu” con growl, personalmente le noto mucho parecido al sistema de notificaciones de ubuntu en su interface “Unity”.

También cuenta con la posibilidad de compartir determinadas cosas de forma sencilla, como direcciones de las páginas web y otros elementos, integrando a twitter dentro de las opciones de compartición. Personalmente me gustaría llegar a ver alguna aplicación en el propio sistema que permitiera integrar las principales redes sociales en un único lugar, de la forma que Ubuntu lo hace con Gwibber. Tal vez se animen a algo similar en una versión futura.

Ahora game center está también integrado en el sistema, con lo que es factible el juego en red usando macs y dispositivos con IOS como iPods o Ipads.

Y por último ahora es posible compartir la pantalla y el sonido del mac con el Apple TV, que es algo que va a revalorizar este pequeño accesorio.

Espero que entre las novedades también esté la optimización de la velocidad del sistema, porque es una queja que han tenido muchos usuarios de Lion. Seguro que en los próximos días los desarrolladores que están probando la versión premiar nos sacarán de esta duda.

Share

Dos excelentes juegos retro para MAC (y PC)

De nuevo toca hablar de juegos para MAC. Aunque en esta ocasión no se trata de juegos para masas ni enormemente populares. Voy a hablaros de dos juegos gratuitos y desarrollados de forma independiente que me han sorprendido gratamente.

Si lleváis muchos años con ordenadores entre las manos, tal vez hayáis tenido la oportunidad de probar algún “microordenador” de los 80. De aquella se popularizaron tanto que era complicado encontrar un domicilio en el que no había un amstradMSXSpectrum o similar. Casi nadie usaba estos equipos para otra cosa que no fuera jugar, y entre los MSX el desarrollador de referencia videojuegos era Konami. Pues para todos aquellos que recordáis con nostalgia aquellos tiempos, tenemos dos juegos versionados de forma fantástica para nuestro MAC.

El primero es “The Goonies”, basado en la película del mismo nombre. Se trata de un juego de plataformas, que visto con los ojos de hoy en día puede resultar incluso demasiado simple, pero que de aquella resultó ser uno de los mejores juegos del mercado. No esperéis encontrar el juego tal cual lo creó Konami, sino que lo que ha hecho este desarrollador ha sido versionarlo, con la misma jugabilidad de antaño y el mismo toque retro, pero con gráficos más elaborados. Si habéis disfrutado en los 80 con este juego, os aseguro que volveréis a pasar horas pegados a la pantalla con esta versión.

El otro juego del que os quería hablar se trata de “F1 Spirit”. El juego original era en aquellos tiempos sencillamente impresionante. Las limitaciones de los MSX de aquella época eran importantes, y este juego distribuido en formato cartucho lograba saltarse la gran mayoría de ellas añadiendo algunos “extras” al ordenador, como un chip de audio independiente que permitía una polifonía más avanzada, más memoria, etc… En este caso la jugabilidad de esta versión es impresionante y a pesar de la simplicidad de los gráficos se trata de un juego que merece la pena tenerlo a mano para algún momento de aburrimiento.

En todo caso son dos excelentes desarrollos completamente gratuitos pero con una calidad excepcional. Por lo que he visto, el desarrollador está trabajando actualmente en una versión del juego “knightmare”, que se trata de otro clásico de Konami. Espero que podamos disfrutar de él dentro de poco, porque los juegos que os acabo de presentar me han dejado muy buen sabor de boca y seguro que esa versión es, cuando menos, tan impresionante como estas dos.

Share

Juegos para MAC: Cada vez más y mejores

Esta semana es la semana de los juegos para MAC. Cada vez que sale un buen juego para MAC se le suele dar mucho “bombo y platillo” en los grupos que usan esta plataforma, puesto que a pesar de tener estos equipos potencia más que suficiente para procesar gráficos complejos, los desarrolladores de Software siempre han visto mucho más mercado en sistemas Windows, por lo que suelen crear la gran mayoría de juegos únicamente para equipos con Microsoft Windows.

Sin embargo de un tiempo a esta parte se viene notando un cambio de tendencia, que esta semana ha sido refrendado por partida triple.

Por un lado Telltale Games anuncia que va a sacar versiones para MAC de los juegos que está adaptando de LucasArts. Esta compañía ha hecho una excelente adaptación del clásico “Monkey Island” para PC y para Iphone, y ahora la vamos a tener disponible también para MAC. Esperemos que haga lo mismo con otros juegos míticos como Sam&Max Hit the Road.

Valve también ha apostado por Apple como plataforma de juegos. A partir de Abril, los usuarios de MAC podremos disfrutar de juegos como Half Life 2, Team Fortress 2 o Counter Stike. Además si has comprado ya el juego para PC, podrás jugar al mismo juego en su versión para MAC de forma completamente gratuita.

Y aunque esto no es para MAC, sino para iPhone, es igualmente una buena noticia para Apple y su entorno. Novell acaba de anunciar que está trabajando en un sistema que permita portar juegos pensados en un principio para la plataforma XNA (en cristiano, juegos diseñados para Xbox o windows) a la plataforma del iPhone o iPod touch, con lo que podríamos ver en un corto futuro otro crecimiento exponencial del número de juegos en esta plataforma.

Share

Seguridad para los niños en internet: Filtrado de webs

Niños e internet son una combinación explosiva. Cualquier persona medianamente responsable que tenga hijos sabe que dejarlos solos con un ordenador conectado a internet es un riesgo, ya no sólo porque puedan ver páginas con contenido adulto (que si lo piensas bien a pesar de ser un problema es casi el menor de ellos), sino porque pueden llegar a acceder voluntaria o involuntariamente a páginas que les inciten a cometer actos ilícitos u otras aberraciones. Como muestra el problema de que estos últimos años ha habido con montones de páginas que promovían la anorexia “como forma de vida”.

En este artículo pretendo enseñar a esos padres a configurar de manera sencilla el equipo para impedir el acceso a contenidos indebidos por los niños. Para ello vamos a usar un servicio completamente gratuito que nos proporciona OpenDNS.

Voy a ir mostrándoos uno a uno, de la forma más detallada posible, los pasos que daremos.

1) Cambio del servidor de DNS’s de nuestro router o nuestro ordenador. 

Antes de explicaros cuál es el cambio, os voy a explicar qué es esto del “servidor de DNS’s”. Los equipos en internet no se identifican por nombres ni por direcciones fáciles de recordar, sino por una serie de números que identifican a ese ordenador dentro de la red. Por ejemplo, esta web actualmente está alojada en el ordenador con el “número” 87.216.49.234 (lo que se llama una dirección IP). Estos números funcionan (y de hecho si los ponéis en un navegador os llevarán a una página del servidor de esta web), pero no son sencillos de recordar, así que para facilitar las cosas están los servidores de DNS’s . Digamos que estos servidores son ordenadores que tienen una lista donde se muestran las correspondencias entre las direcciones web que conocemos y esos números. Así, si le pedimos a un servidor de DNS’s la página www.flopy.es, éste nos dice que para entrar en esa página deberemos ir al ordenador con la dirección IP 87.216.49.234. Todos los proveedores de internet (telefónica, jazztel, orange…) tienen un servidor de DNS’s al que inconscientemente lanzamos nuestras peticiones cada vez que abrimos una web.

Con esto como base, lo que vamos a hacer es configurar un servidor de DNS’s alternativo al de nuestro proveedor para que cuando nuestro ordenador quiera acceder a una página con contenido para adultos, el servidor de DNS’s no aplique esa correspondencia entre página y dirección IP y lo que haga sea lanzarnos una página que nos indique que el contenido de esa web es para adultos y que no estamos autorizados a verla.

Si tenemos un ordenador con windows instalado en cualquiera de sus versiones (Vista, XP, 2000, 98…) el cambio del servidor de DNS’s es sencillo. Nos vamos al menú inicio y abrimos el panel de control. En caso de que nos muestre la vista por categorías haced que se muestre la vista clásica. Una vez allí entramos en “conexiones de red”.

Allí puede haber varias conexiones de red. Tenemos que identificar cuál es la nuestra. Si estamos conectándonos por medio de un router o de un cablemódem, lo mejor es desconectar el cable de internet y la conexión que aparezca tachada es la que nos conecta. Si estamos conectándonos por medio de wifi, podríamos apagar el wifi y lo comprobaríamos de la misma forma. Una vez identificada la conexión (en mi caso sólo hay una), le hacemos click con el botón derecho y pinchamos en “propiedades”.

Ahora simplemente hacemos click en el elemento “Protocolo Internet (TCP/IP)”.

Dentro de la ventana que se nos abre, en la pestaña “general”, tenemos que marcar la opción “usar las siguientes direcciones de servidor DNS” y poner lo siguiente en cada uno de los dos campos.

Servidor de DNS preferido: 208.67.222.222
Servidor de DNS alternativo: 208.67.220.220

Si lo que tenemos en casa es un mac, también es muy sencillo realizar el cambio en las DNS’s. Primero nos dirigimos a preferencias del sistema y hacemos click en el icono “Red”.

Ahora tenemos que localizar la conexión con la que estamos conectados. En caso de estar conectados por cable a un router, cablemodem, switch o similares, entonces seleccionaremos en la columna de la izquierda la conexión ethernet. Si estamos conectados por Wifi, entonces escogeremos “airport” (Es lo que vamos a seleccionar en este ejemplo). Después de pinchar sobre la conexión que estamos usando para conectarnos a internet, hacemos click en “avanzado”

Ahora hacemos click en la pestaña “DNS” y abajo a la izquierda pinchamos sobre el símbolo “+” para añadir los servidores de DNS de OpenDNS.

Y al igual que hicimos en el ejemplo de windows, ponemos las siguientes DNS’s.

208.67.222.222
208.67.220.220

Con esto quedarían las DNS’s de nuestro proveedor de internet sustituidas por las de “Opendns”.

2) Bloqueo de las páginas que no queremos que se vean

Ahora sólo tenemos que decirle al servidor de DNS de “Opendns” qué páginas queremos que no se vean en nuestro equipo. Para ello tenemos que hacernos una cuenta enhttp://www.opendns.com

Una vez que hayamos puesto nuestros datos y hayamos creado la cuenta, nos tenemos que ir dentro de la web a la pestaña “settings” y hacer click en la dirección IP pública que tenemos.

En la siguiente pantalla podremos configurar el nivel de “protección” que vamos a tener. Podemos decir que opendns bloquee todo el contenido inapropiado para niños muy pequeños (incluidos sitios de vídeos como youtube, páginas que no son pornográficas pero hacen gala de gente muy ligera de ropa, etc.…), que bloquee sólo páginas peligrosas para el ordenador y nos permite escoger algunas opciones entre estos dos extremos. Si se trata de niños, yo recomendaría escoger la opción “moderate”. Incluso hay una opción “custom” en la que podremos personalizar qué cosas se pueden ver desde nuestro equipo.

Una vez hecho esto, si intentamos entrar en una página con contenido adulto ya no se nos permitirá. Pero hay un problema, y es que este filtro se asigna a la dirección IP que tenemos en nuestra conexión ¿Y si cambiamos de dirección IP? Pues si no hacemos nada más, el filtrado deja de existir, así que necesitamos instalar una herramienta que avise en cada momento al servidor de OpenDNS qué IP tenemos.

3) Instalación del programa que informa de nuestra dirección IP

Esta es la parte más secilla del tutorial. Simplemente tenemos que ir a la página de “settings” y descargarnos el programa que corresponda a nuestro sistema operativo.

Una vez descargado, lo instalamos y nos saldrá una pantalla similar a esta.

Sólo tendremos que poner nuestro nombre de usuario y contraseña, y listo. El programa ya se encargará él solito de decirle en cada momento al servidor de DNS’s qué IP tenemos y así nos denegará las páginas que le vayamos solicitando. La pantalla de información del programa debe ser similar a esta

Simplemente cerrando esa ventana, ya quedarían todas las páginas filtradas.

4) Vamos a asegurarnos de que no se salta nadie la protección

Este tipo de “protección” es sencillo saltársela (por ejemplo, iniciando el ordenador con un disco con Linux), pero si el niño no es un hacker, se lo podemos poner un poco más difícil haciendo tres cosas.

La primera es ocultando el icono del programa de OpenDNS. Simplemente hacemos click derecho en el icono del programa y marcamos la opción de “run hidden”.

La segunda es simplemente eliminar el acceso directo que se nos crea en el escritorio y en el menú inicio (botón derecho en el icono, y pinchar “eliminar”).

Y la tercera es creándoles un usuario SIN PRIVILEGIOS ADMINISTRATIVOS para que puedan usar el ordenador, pero no instalar nada ni desinstalar programas o servicios. Así evitaremos que desinstalen este programa.

Espero que este tutorial os sirva a muchos de vosotros para poder dejar a vuestros hijos delante del ordenador con un poco más de tranquilidad. Como complemento a este artículo, os recomiendo la lectura de este otro artículo de “variedad plus” en el que se muestran otros muchos consejos para dejar a nuestros hijos delante de un ordenador con más tranquilidad.

Cualquier duda, comentario o similar, como siempre, podéis ponerla en los comentarios del artículo.

Share

Dropbox: Almacenamiento de archivos en la nube

Disponer de un medio de almacenamiento en la red puede proporcionarnos en la actualidad multitud de ventajas. Por un lado podemos usarlo para hacer copias de seguridad de nuestros datos, y así, si se estropea nuestro equipo, poder recuperar los datos sin problema. Por otro lado resulta también muy útil a la hora de pasar datos entre varios ordenadores. Simplemente se suben los datos “a la nube” y luego desde el otro equipo se recuperan, aunque ambos equipos se encuentren en sitios muy distantes.

Hay varias empresas que nos ofrecen servicios similares (Tal vez el más famoso sea el “idisk” de apple), pero entre todas destacaría un programa que nos ofrece este servicio completamente gratis (almacenamiento hasta 2 gigas), que se llama DROPBOX.

DropBox es un programa muy simple, y para mi, su principal ventaja es que es multiplataforma (tiene versiones para Windows, Mac OS y Linux). Para usarlo nos vamos a su página oficial, nos registramos y descargamos el programa. Al instalarlo, el programa nos pedirá los datos que hemos usado en el registro. Una vez que lo tenemos instalado, el programa nos crea una carpeta dentro de nuestra carpeta de usuario en la que podemos pasar cualquier tipo de archivo, de cualquier tamaño hasta dos gigas. En el momento en que copiamos el archivo, éste se almacena en el disco duro, pero a la vez dropbox se encarga de subir poco a poco el archivo a sus servidores. Y por supuesto esto también se aplica a árboles de directorios enteros y a grupos de archivos. Si borramos el archivo de ese directorio, quedará también borrado de la nube. Destacar que ese archivo NUNCA se almacena únicamente en Internet, sinó que lo tenemos simultáneamente en nuestro equipo (ocupándonos espacio en el disco duro) y en Internet, de tal forma que si en algún momento estamos desconectados, podemos trabajar sobre el archivo sin ningún problema.

Tal y cómo está planteado este sistema, nada nos impide instalar el mismo programa en otro equipo completamente diferente (aunque tenga otro sistema operativo) y al instalarlo darle los mismos datos de registro que el equipo dónde lo hemos instalado inicialmente. De esta forma, nada más instalarlo, se empezarán a descargar todos los datos que hayamos puesto en el directorio y poco a poco los iremos recuperando sin tener que mover un dedo. Esto puede resultar muy útil para grupos de trabajo que tienen que compartir una determinada carpeta con archivos, sobre todo cuando algunos equipos de ese grupo de trabajo son portátiles y no se pueden conectar habitualmente a la red local.
El programa de forma gratuíta nos proporciona dos gigabytes de espacio de almacenamiento, pero si necesitamos más espacio nos da la oportunidad de pagar por él, siendo el precio inferior a servicios similares de otras empresas (por ejemplo el servicio de idisk de apple).

En todo caso, para mi, resulta una funcionalidad muy útil a nivel particular y casi imprescindible para cualquier pequeña empresa que use equipos portátiles.

Share

Enviar archivos grandes por correo electrónico desde un mac

Cada vez me encuentro con más gente que intenta enviar correos electrónicos grandes y que se encuentra con problemas a la hora de enviarlos. El sistema actual de correo electrónico hereda las características del viejo correo electrónico de décadas atrás y hace muy difícil el envío de correos de más de 10 o 15 Megabytes. Pero ¿Y si quiero enviar un correo electrónico de 30 megas, de 80 o de 500 megas cómo puedo hacer? ¿Y si el correo es de 5 gigas?

Para estos casos existe una solución muy sencilla en Mac Os, que es usar un programa llamado “Dropshare”. Este programa lo que nos permite es compartir el archivo desde nuestro propio ordenador. Si por ejemplo le quiero enviar por correo electrónico un archivo grande a un amigo, el programa me facilitará un enlace, que es lo que le envío a ese amigo. Él, al leerlo, pinchará sobre el enlace y descargará el archivo que tengo almacenado en mi equipo, sea del tamaño que sea. Evidentemente para que esto funcione debo dejar mi ordenador encendido, al menos hasta que mi amigo haya recogido el archivo. Vamos a ver cómo hacer todo esto de forma práctica.

El programa os lo podéis bajar de este enlace. Una vez instalado, lo primero que hace el programa es una comprobación para que no haya que mapear puertos en nuestro router, algo que siempre es engorroso. Simplemente quedaros con el hecho de que cuando lo arranquéis os va a aparecer esta pantalla durante unos segundos.

Una vez arrancado, el programa nos muestra esta apariencia.

Para compartir un fichero simplemente hay que seguir las instrucciones que se indican en la parte inferior del programa. Con el Dropshare abierto, buscamos el archivo que queremos enviar por correo electrónico (que puede ser de unos pocos megas o de varios gigas) y lo arrastramos hacia la ventana del programa.

Una vez que hayamos hecho esto, veremos que en el programa, dónde antes había un gran espacio en blanco, ahora hay una referencia al archivo que ya estamos compartiendo.

Hacemos click encima de ella y pulsamos “Comando+C” para copiar el enlace. Ahora nos vamos al correo electrónico, al mensaje que vamos a enviar a nuestro amigo, y pulsamos “Comando+V” para pegar esa dirección (es como si le diéramos la dirección de cualquier página de Internet). Desde este momento, deberemos tener el ordenador encendido, al menos hasta que él nos avise de que ya ha recogido el archivo. En ese momento, nos vamos al programa, pinchamos encima del enlace y pulsamos la tecla “suprimir” del teclado. Así el archivo dejará de estar compartido, y ya podremos apagar nuestro ordenador.

Como veis, no es para nada complicado hacer funcionar este programa. De todas formas os voy a dejar un screencast con esta misma explicación pero en vídeo. Así, de paso que os explico de nuevo el funcionamiento de este estupendo programa, os enseño a los que aún no disteis el paso al mundo MAC cómo se instala un programa en este sistema, que es algo muy sencillo y muy sorprendente para la gente que sólo ha usado sistemas Windows.

Share

Pasar música de un CD a MP3 en un sistema Windows

Suponed que tenéis un CD de música de los de toda la vida (No en MP3, sinó un CD original que habéis comprado en una tienda) y queréis pasar esa música a vuestro ordenador (Que tiene instalado un windows xp o vista). ¿Cómo podéis hacerlo? Esto que para algunos puede parecer trivial, es una duda que me han consultado en muchas ocasiones. Sin necesidad de instalar ningún programa a mayores vamos a intentar explicar una de las muchas formas de conseguirlo.

Lo más intuitivo sería ir a “Mi PC”, abrir la unidad de CD-ROM o DVD y arrastrar todo lo que hay ahí hacia una carpeta del disco duro. Sin embargo, si hacemos esto podemos comprobar que lo que obtenemos es simplemente una serie de accesos directos que no funcionan. ¿Cómo resolverlo entonces?

Si queremos una solución rápida sin necesidad de instalar ningún programa en vuestro equipo, se puede hacer mediante el Windows Media Player. Lo que haremos con este programa será convertir cada una de las pistas que hay en el CD a un archivo MP3 que podremos reproducir sin problemas en el equipo. Vamos a ello entonces.

Primero abrimos el Windows Media Player. Normalmente se puede encontrar en el menú inicio –> Programas (Ya aparece en la raíz de programas), pero también con frecuencia he visto que la gente lo suele cambiar de sitio (puesto no es un programa que agrade a mucha gente), por lo que si no lo encontráis, una forma sencilla de localizarlo es abrir el menú inicio, pinchar en “ejecutar”, escribir “wmplayer” y darle a enter. Con esto ya tendremos abierto el Windows Media Player.

Una vez abierto, el programa en cuestión puede presentar diferentes apariencias, con lo que aquí se complica un poco la explicación. Lo más habitual es que se nos muestre en modo de máscara, y a nosotros nos interesa verlo en modo completo. Para ello pulsaremos un botón que se sitúa en la parte inferior derecha del programa.

Una vez que estamos en modo completo, desplegamos el menú “copiar” y dentro del submenú “formato” escogemos la opción “MP3″. De esta forma nos aseguramos que lo que vayamos a grabar en el equipo pueda reproducirlo cualquier aparato del mercado (cosa que no nos asegura en absoluto el formato nativo del programa, el “wma”).

Una vez hecho esto, vamos a decirle al programa en qué sitio del disco duro queremos guardar la música. Para ello desplegamos de nuevo el menú “copiar” y pinchamos en “más opciones”. Nos saldrá una ventana similar a esta:

Dónde pone “Copiar música en esta ubicación desde CD”, pinchamos en el botón “cambiar” y seleccionamos el directorio dónde queramos que se almacene el CD. El resto de opciones las podéis dejar tal y cómo están en la imagen. Mencionar que la barra de desplazamiento que hay en la zona inferior os permite cambiar la calidad del sonido que estáis copiando. Normalmente 128 Kbps es más que suficiente para obtener sonido de excelente calidad, pero si sois muy puristas con la calidad del sonido no hay ningún problema en que pongáis una calidad mayor, aunque recordad que a mayor calidad, el tamaño del archivo resultante también será mayor.

Ya tenemos casi el proceso terminado. Ahora el Windows Media Player se ve tal que así:

Pero como podéis ver, las diferentes pistas que componen el CD están sin nombre. Sería todo un detalle que el propio programa ya pusiera el nombre a las canciones sin tener que teclearlo. Pues esto mismo es lo que vamos a hacer. Pinchamos con el botón derecho en el icono del CD y luego en “Buscar información del álbum”. Nos saldrá un asistente similar a éste:

Como podéis ver, el programa autodetecta sin problemas el CD que está metido. Pinchamos en el nombre del CD que creamos correcto y pinchamos en “siguiente”.

Simplemente confirmamos que las canciones son las que corresponden al CD y pinchamos en finalizar.

Ahora sólo nos queda pinchar en el botón que pone “iniciar la copia desde CD” para que todo el contenido del CD pase al directorio que previamente hemos escogido. Así podremos disfrutar del contenido de nuestros CD’s en nuestro reproductor MP3 o reproducirlos sin la necesidad de tener el CD insertado en el ordenador.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR