El problema de conseguir un hosting que se adecúe a las necesidades de cada uno ha pasado de ser algo tan trivial como puede ser contratar un alojamiento cualquiera a ser un verdadero quebradero de cabeza.

Estos días, una pequeña empresa a la que ocasionalmente hago algún arreglillo informático, está sufriendo graves problemas con sus cuentas de correo y su página web, que están alojadas en www.tuwev.com (hosting del grupo “Dobleweb”). Esta pequeña empresa que os digo tiene colgada de los servidores de tuwev una pequeña página y todas sus cuentas de correo, pero desde ya hace bastante tiempo no paran de darme reportes de problemas. Se les cae el servidor constantemente (tanto el correo como la página web), y al final del período contratado, todos los años no les llega ninguna notificación y directamente les dan de baja el hosting, en lugar de renovarlo o preguntar si se renueva (llevan unos cuantos años con esta situación). Lo último de lo último es que llevan unos cinco días sin correo electrónico ni página web. Evidentemente estamos intentado llamar al teléfono de soporte del hosting, pero no coge nadie. Como podeis imaginaros, no le recomendaría este albergue a nadie.

Esta es la última, pero he tenido algunas otras malas experiencias de este tipo con otros hostings. Como guía para contratar un albergue que sea acorde a lo que queremos y basándome en mi experiencia, yo tendría en cuenta estos puntos.

1) Personalmente no contrataría en un servidor extranjero. Muchos me podéis decir que los servidores ubicados en Estados Unidos o en Inglaterra son muy baratos. Vale… no lo voy a discutir, pero puestos a pagar, el factor más importante no es el precio. Si quiero algo muy muy barato tiraría por un hosting gratuíto, pero no es el caso que estamos hablando. El tema es que no es de recibo que estemos pagando por un hosting y éste se caiga cada dos por tres, que no haya nadie a quién preguntar cuando tenemos un problema o que haya que esperar muchísimo tiempo por una respuesta a una duda. Nada de esto lo suelen dar los servidores “baratos” ubicados en el extranjero.

2) Personalmente tampoco contrataría en ningún caso a una gran empresa de hosting nacional (Como Arsys, por ejemplo). A pesar de tener una gran infraestructura, son empresas que normalmente están en el punto de mira de hackers y al final no suelen tener precios tan competitivos como aparentan, y por supuesto en ellas eres un número más entre los miles y miles de clientes.

3) Ya sabemos algunos que no vamos a contratar, pero ¿Qué hosting contratar? Personalmente prefiero en estas cosas hacer lo mismo que cuando arreglo el coche. Seguramente sepais de alguien que va al concesionario oficial a arreglar el coche y cuando lo saca de allí, resulta que el coche tiene el mismo problema que cuando entró. Normalmente pasa esto porque en los concesionarios oficiales entran tantos coches al día, que el tuyo es uno más. Siguiendo este ejemplo, muchas veces es preferible un taller mecánico de barrio dónde tal vez te cobren un poco más (aunque muchas veces incluso te cobran bastante menos), pero dónde se van a dedicar a tu coche con más paciencia y con un trato más personal. Pues bien… para mi con los hostings pasa lo mismo. Muchas veces es preferible contratar el espacio con un pequeño hosting local que con una gran empresa de hosting. Además, si tienes algún problema gordo con ellos, siempre puedes ir a sus instalaciones y ponerles las pilas en caso de que se haya caído el servicio.

Siguiendo estas indicaciones, he alojado algunas páginas que he gestionado en www.auriasistemas.net , y la verdad es que estoy muy satisfecho. Yo soy de Coruña y ellos tienen los servidores en Pontedeume (aquí al lado, vamos), y tanto el trato como el servicio es inmejorable. Es cuestión de buscar un poco, pero seguramente cerca de dónde vivais también haya alguna empresa de hosting local que pueda ofreceros mejor trato que los grandes hostings nacionales.

Share