Flopy.es

Tutoriales, noticias y soluciones informáticas

Categoría: Trucos (página 2 de 2)

¿Resucitar baterías o comprar nuevas?

Cuando tengais una batería que ya no es capaz de encender el portátil (o que haga que el portátil esté encendido muy poco tiempo) hay dos soluciones mejores que comprar una nueva directamente al servicio técnico:

1) Meter la batería en el congelador. Vale… algunos direis que me acabo de fumar algo, pero va a ser que no. Algunas baterías (no todas) al estar en el congelador sufren un proceso químico que hacen que duren un poco más. Lo he podido comprobar con baterías de portátiles de algunos amigos y puedo confirmaros que hay casos en los que funciona (incluso he sabido de uno en el que la batería pasó de durar 5 minutos con el portátil encendido a durar hora y media). ¿Cómo proceder para “congelarla”? Pues lo primero sería envolver bien la batería en film transparente y cuando esté bien envuelta, meterla en una bolsa plástica bien cerrada (si es hermética mejor). ¿Todo esto por qué? Porque si bien he comprobado que el método funciona, no es descartable que la batería a congelar sea de un tipo distinto a estas que probé y que el proceso acabe fastidiando del todo la batería. Si durante la congelación le pasa algo (por ejemplo, vierte líquido), nos ahorramos el tener que limpiar el congelador. Después de tenerla congelada durante 48 horas mínimo, la quitamos del congelador, la secamos bien y la dejamos descongelar durante un par de horas, intentando que no se humedezca por la diferencia de temperatura. Cuando estemos seguros de que está bien descongelada, procedemos a cargarla y a probarla en el portátil.

Sin embargo, en mi caso particular, la batería estaba tan estropeada que no sirvió de nada el método del congelador. Allá me fui yo al servicio técnico a preguntar por el precio de una batería nueva, pero mi sorpresa fue cuando me quisieron cobrar ¡¡¡150 eurazos!!!. Evidentemente me parece un robo mayúsculo, así que me fui directamente a la segunda opción.

2) Si se pierde el miedo a comprar en internet, podemos ahorrarnos muchísimo dinero en la compra de una batería nueva. Lo primero fue saber cómo buscar la batería. En lugar de buscar una batería para el portátil, ahorramos mucho tiempo en la búsqueda si directamente ponemos el modelo de la batería, así que hice la búsqueda por el modelo (UN34BS1-P). No me gusta tener que pujar en “ebay”, pero este portal ofrece también la posibilidad de hacer una compra sin necesidad de pujar, así que después de mirar las tiendas que ofrecen artículos sin puja, encontré mi batería en TAIWAN BATTERY.

La batería NUEVA me salió aproximadamente por 50€ con gastos de transporte incluídos. Me la sirvieron en casa y cuando la abrí me encontré con la grata sorpresa de que era exactamente la misma que la original del portátil.

Conclusión: En cuestión de baterías para portátiles, intentad evitar los servicios técnicos. Son carísimas y no os garantizan en absoluto mejor calidad de batería.

Share

Qué hacer cuando no cargan las páginas por culpa del servidor de DNS’s

Hace un tiempo la conexión a internet que tenía en casa la tenía contratada con Jazztel. Los problemas que he tenido con este proveedor de internet han sido bastantes (empezando por la velocidad contratada, por supuesto), pero uno de los que me causó mayor sorpresa y mayores dolores de cabeza es el problema de los servidores de DNS’s de la compañía, que no resuelven correctamente los nombres de dominio.

Si intentaba entrar en determinadas páginas de internet, el servidor de DNS no lograba resolver correctamente la dirección y el navegador me tiraba un error de página no encontrada. Me sucedió esto con varias páginas, pero en particular con una que estaba gestionando de aquella, que era www.artabros.org. Sin embargo, si intentaba entrar en alguna de estas páginas desde otra conexión de otro proveedor que no fuera Jazztel podía navegar por ellas sin problema.

Evidentemente, este es un problema serio, así que me puse en contacto con la compañía para notificar el problema, pero el chico que me atendió al teléfono, muy cortesmente y a la vez con gran decisión me dijo que no había ningún problema con el servicio de DNS’s y que debería ser un problema puntual de la propia página. Después de insistir con varias llamadas y obtener en todas ellas la misma respuesta (y en las que ni siquiera se dignaron a abrir una incidencia) decidí resolver el problema por mi cuenta. Os cuento la solución por si os puede servir a vosotros también.

Hay algunos sitios en internet que se dedican a dar servicios de servidor de DNS de forma completamente gratuíta. En particular, después de documentarme bastante elegí OpenDNS. Gracias a este servicio podeis sustituir los servidores de DNS de vuestro proveedor de internet por los suyos, supliendo los problemas que puedan tener los proveedores en este aspecto. Desde que uso este servicio al menos ya no tengo problemas para acceder a ninguna página web. Os explico brevemente cómo hacer una configuración básica del servicio, pero antes de nada, comentaros que el servicio también ofrece protección contra phishing, bloqueo de sitios para adultos, bloqueo de sistemas de proxy alternativos y otros servicios interesantes que podreis configurar.

si teneis un router como el de Jazztel, simplemente tendreis que cambiar las dns’s primaria y secundaria por las que nos proporciona el servicio, que son las siguientes:

– 208.67.222.222
– 208.67.220.220

En el caso de nuestro router, nos vamos a “Advanced Setings” –> “DNS”, introducimos los valores que os he dado y aceptamos cambios.

En caso de tener cualquier otro tipo de conexión, podeis hacer el cambio directamente en el sistema operativo. Si lo haceis para un equipo con Windows, os vais a “panel de control” –> “conexiones de red”, haceis click con el botón derecho en la conexión que vais a modificar y pinchais en “propiedades”. En la lista de elementos haceis doble click en “Protocolo internet (TCP-IP)” y en la parte inferior poneis las nuevas dns’s (Dejando la parte superior sin tocar, es decir, si está cubierta con valores la dejais cubierta, y si está en blanco la dejais en blanco). Al final tendríais que tener algo así.

Seguramente esta información saque de un apuro como el mío a más de uno.

Por cierto… hay detractores por internet de este tipo de servicios, pero a veces no queda más remedio de usarlos, sobre todo con una compañía como Jazztel que NO HACE CASO A LOS CLIENTES.

Share

Cómo convertir videos del móvil (3gp) a un formato legible por el ordenador

Si necesitáis reproducir un vídeo sacado por un teléfono móvil convencional en un ordenador, podéis tener problemas, ya que el formato 3GP no es un formato muy común. Existe sin embargo un programa para windows completamente gratuíto y que permite hacer la conversión a otros formatos más conocidos sin ningún problema. El programa se llama Mobile 3GP converter y lo podeis descargar sin problema desde este enlace. El programa tiene un entorno tan sencillo como éste:

 

Así que como podeis ver, el uso es muy sencillo. El primer paso es pasar el archivo de vídeo del móvil al ordenador (dependiendo del móvil se puede hacer vía bluethooth, mediante una tarjeta mini sd, conectando el móvil al ordenador…). Una vez que tengais el archivo en vuestro ordenador, lanzad el Mobile 3GP converter y pinchad en “Single File Conversion”. Luego, en la zona inferior del programa, en el recuadro de “input file” dadle a “browse” y buscad el archivo. Una vez que hayais encontrado el archivo, en la zona de “output file”, por defecto os pondrá el archivo de salida en el mismo directorio en el que se encuentra el fichero del móvil. El formato de salida es un fichero “.avi” sin comprimir, por lo que no tendreis problema para visualizarlo en cualquier ordenador.

 

Share
Recientes entradas »

© 2019 Flopy.es

Tema por Anders NorenArriba ↑


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies