Tutoriales, noticias y soluciones informáticas

Tutorial de TrueNas Parte 2: Configuración de TrueNas

Miniatura de TrueNAS

En un artículo anterior hemos visto las funcionalidades que un sistema como TrueNAS nos podía otorgar a nivel doméstico. Hemos visto también cómo realizar la instalación del sistema en un equipo y cómo ponerle IP fija. Así que llegados a este punto supongo que tenemos nuestro TrueNAS recién instalado pero sin ningún tipo de configuración.

Ah, pero ¿Hay que configurarlo más? ¿No funciona ya así? ¡Qué decepción!

Claro que hay que configurarlo, Usuario Anónimo. TrueNAS nos permite hacer muchas cosas, pero sobre todo vamos a tener que decirle qué discos de los que tenemos instalados en el equipo va a usar, qué carpetas vamos a compartir en nuestra red y cómo y con quién vamos a compartirlas. Date cuenta que lo único que hemos hecho en la primera parte del tutorial es instalar el sistema operativo pero esto por sí sólo no nos sirve de gran cosa. Tenemos aún que trabajar para que el sistema funcione como queremos. Veamos cómo tenemos que hacer para hacer una configuración de TrueNas impecable:

1. Revisemos la configuración de la red

Antes de empezar a toquetear otras cosas, debemos primero asegurarnos que la configuración de la tarjeta de red de nuestro servidor TrueNas es correcta.

¡¡Quieto parao!! ¡Pero si eso ya lo hicimos en la primera parte del tutorial! Ya hemos configurado una IP fija en nuestra máquina. No te repitas, anda. 

Efectivamente, pero recuerda que no le hemos configurado a nuestro TrueNas ningún servidor de DNS. Eso lo podríamos haber hecho en el interfaz de texto que tenemos en el monitor después de haberlo instalado, pero he preferido revisarlo desde aquí para enseñaros cómo se configuran estos temas en el interface web de TrueNas.

Menú principal
Las DNS pueden configurar en el punto 6, pero vamos a hacerlo de otra forma.

Pero antes de eso vamos a poner el interface web de TrueNas en Español, que seguramente nos encontremos más cómodos con todo traducido. Para ello ponemos en la barra de direcciones de nuestro navegador de internet la dirección ip de nuestro TrueNas y nos logamos con el usuario y contraseña que hemos definido en el tutorial anterior. En los menús de la parte izquierda nos vamos a «System» y luego a «General».

System-General

En el medio nos saldrán una serie de opciones y en el desplegable llamado «Language» que tiene marcada por defecto la opción «English», debemos poner «Spanish (es)» y pulsar debajo de todo el botón «Save».

Language-Spanish

Ahora que tenemos el interfaz en español nos vamos a ir en la columna de la izquierda a «Red» y luego a «Global configuration» (Sí… ya veis que hay cosas que aún están sin traducir).

Dentro de ese menú revisaremos tres cosas:

  1. El nombre de nuestro Truenas (se cambia en el campo «Hostname»). Podemos llamarlo «Truenas» o ponerle un nombre más creativo.
  2. La dirección de los servidores de DNS que usaremos. Si esto lo estamos montando en nuestra casa y no tenemos ningún servidor de DNS configurado podemos poner unos genéricos como el «1.1.1.1» de CloudFlare o el «8.8.8.8» de Google. Si estamos en una red con un servidor de dominio, pondremos en el campo «Nameserver 1» el servidor de dominio de nuestra red.
  3. En el campo IPv4 Default Gateway pondemos la puerta de enlace de nuestra red (normalmente es la direccion IP del router).

Una vez cubierto todo esto, pulsamos de nuevo el botón «Guardar» y ya tendremos la red configurada correctamente.

2. Preparación de los discos de datos.

Antes de nada vamos a hacer una pequeña comprobación: vamos a ver si todos los discos que supuestamente están dentro de nuestra máquina los está reconociendo TrueNas Correctamente. Para ello nos vamos primero a «Almacenamiento» y pulsamos en «Discos».

Ahí dentro deberíamos ver todos los discos que están conectados a nuestro TrueNas. En el ejemplo que os pongo estaríamos viendo tres discos. Uno de ellos es una unidad de 16 GB que es dónde está instalado el sistema operativo y los otros dos son dónde vamos a almacenar nuestra información. Pero repito: lo que os aparezca aquí dependerá de la cantidad de discos que tengáis en vuestro equipo.

Comprobad que aparecen todos nuestros discos con su capacidad correcta. Fijaos que podéis comprobar incluso el número de serie de los mismos desde este menú.

Pues bien… creemos un «Pool» de discos para poder empezar a usarlos.

Espera... ¿Que vamos a crear un qué??

TrueNas nos permite agrupar discos para trabajar con ellos. Un «Pool» puede ser un único disco en el que vamos a escribir datos. Pero también puede ser un conjunto de varios discos dispuestos en algo similar a un RAID. ¿Os acordáis de todo lo que hablamos acerca de los Raid en la primera parte de esta guía? Pues si no es así estáis tardando en echarle un vistazo. En esta guía vamos a suponer que tenemos dos discos y que nos interesa ponerlos «en espejo» (RAID 1). De esta forma, todo lo que se escribe en un disco se escribe también en el segundo. Pero el procedimiento es similar si sólo tenéis un disco o queréis un esquema de algún otro tipo.

Así que nos vamos al apartado «Almacenamiento» y pulsamos sobre «Pools». Veremos que no hay ningún Pool configurado, así que pulsamos en el botón «Añadir».

El sistema nos ofrecerá dos opciones: Crear un pool nuevo o importar un pool ya existente (por ejemplo, por si estamos importando los discos de un freenas viejo). En este caso vamos a marcar «Create new pool» y pulsamos en «Crear volumen».

En la siguiente pantalla podremos ponerle un nombre a nuestro conjunto de discos (Yo voy a llamarlo «MIRAID»). Selecciono los discos que me interesan (en este caso todos). Por cierto… fijaos que aquí ya no aparece el disco del sistema operativo, sinó sólo los discos dónde voy a almacenar la información. Luego pulso el boton de la flecha que apunta hacia la derecha.

Al pulsar ese botón, los discos seleccionados pasarán de estar en la izquierda a estar en la derecha de la pantalla. Si tenemos varios discos, en la parte inmediatamente inferior nos aparecerá un desplegable en el que podremos escoger el tipo de raid que vamos a usar para «vincularlos». Por ejemplo, la opción «Stripe» nos permite unir sus capacidades, de forma que dos discos de 30 Gigas funcionen como si fuera un único disco de 60 Gigas (RAID 0). Esa opción nos genera un disco muy veloz, pero sin tolerancia a fallos (si se estropea un disco perdemos toda la información). La opción «Mirror» nos hace que los discos sean copias unos de otros (RAID 1). Si tenemos más discos nos aparecerán más opciones. En este ejemplo voy a escoger la opción «Mirror», pero escoged la que veais conveniente y luego dadle a «Crear».

Nos va a aparecer una ventana diciendo que el contenido de los discos va a ser borrado. Efectivamente, esto dará un formato nuevo a los discos, por lo que toda su información se perderá. Pulsamos en «Confirmar» y luego en «Crear volumen».

Nos aparecerán algunos mensajes indicando la evolución de la creación del Pool.

Y por último nos apacerá el Pool que acabamos de crear en la zona «Pools» con un montón de información. El espacio del Pool después de formatearlo, como en cualquier formateo, es ligeramente inferior a la capacidad de almacenamiento del disco. Pero algo interesante es que nos indica que la compresión utilizada es el formato lz4. TrueNAS nos permite ahorrar espacio en nuestros discos comprimiendo todo lo que escribe, y esa compresión se puede configurar. Os recomiendo dejar esa configuración tal y cómo está, pero si queréis cotillear en las opciones podéis pulsar los tres puntitos que hay a la derecha del Pool.

Pulsaríamos en «Editar opciones» .

Y entre las opciones de compresión podríamos escoger entre un montón de formatos. Como os dije, no os recomiendo cambiar el formato de compresión. El que tiene por defecto es un equilibrio muy bueno entre velocidad a la hora de comprimir y capacidad de compresión, así que yo lo dejaría como está.

3. Creamos la carpeta que vamos a compartir (Dataset)

Vale. Ya tenemos una unidad de disco formateada en la que vamos a poner las carpetas que vamos a compartir. Ahora lo que debemos hacer es crear una «carpeta» para compartir en nuestra red. Por cierto, realmente no es una carpeta en el sentido que estamos acostumbrados. Perdonadme los más duchos en el tema por la terminología, pero creo que es la forma más ilustrativa de contar lo que estamos haciendo a alguien que se acerca a este sistema por primera vez.

En TrueNas esa «carpeta» se llama «Dataset». Y es especial porque después de crearla podemos darle incluso compresión o características completamente diferentes de las del Pool que la contiene. Incluso podríamos compartirla en protocolos diferentes llegado el momento, como el propio de Windows o el de Mac o cualquier otro, o incluso en varios protocolos a la vez. Pero no nos adelantemos. Veamos cómo se crea.

En el Pool que hemos creado, pulsamos en los tres puntitos que hay a la derecha y seleccionamos «Add Dataset»

Lo más importante ahora mismo es darle un nombre a ese dataset. Yo lo voy a llamar «Compartido», pero podéis darle el nombre que queráis. Como veis, podemos configurar un montón de opciones a mayores, pero con eso nos llega. Pulsamos en el botón «Submit».

Y listo. Ahora nos aparece el Dataset creado. Un Pool puede tener un montón de dataset colgando de él (podemos tener más carpetas compartidas), pero en este caso sólo veremos el que acabamos de crear.

Como nota, indicar que si ya tenemos el NAS funcionando y esta no es la primera carpeta que creamos, deberíamos configurar qué usuario o usuarios tienen derecho a escribir o leer en ella. Eso se hace en el menú de los tres puntitos al lado del dataset que acabamos de crear y pulsando en la opción «Editar permisos». Añadiríamos un índice ACL con el usuario nuevo y los privilegios deseados. Sin embargo opto en el tutorial por crear primero la carpeta compartida (antes que el usuario) para simplificar los pasos. Veréis que esto de asignar permisos a la carpeta se hará de forma automática en el siguiente punto.

4. Creamos un usuario para darle permisos a la «carpeta» que acabamos de crear.

Ahora lo que vamos a hacer es darle permisos al usuario de nuestro ordenador para que pueda acceder a esa carpeta. O mejor dicho… crearemos en el TrueNas un usuario con el mismo nombre y contraseña que el que usamos en el ordenador, para que no tengamos que escribir credenciales cuando tengamos que acceder a esa carpeta de red.

¿Cómo que el usuario de mi ordenador? Cuando entro en mi equipo no tengo que poner ningún usuario ni contraseña. Yo no tengo de eso. 

Pues va a ser que estás confundido. Todos los sistemas operativos modernos te obligan a tener un usuario y contraseña para poder acceder al equipo. Posiblemente si alguien que no seas tú configuró tu equipo, haya hecho que al iniciar sesión no te pida ningún tipo de contraseña. Pero las credenciales para acceder al equipo siempre se necesitan.

En todo caso si no las sabéis no os preocupéis. Podemos crear un usuario y contraseña cualquiera en este punto. Simplemente tened en cuenta que si no son las credenciales de nuestro ordenador, al intentar acceder por primera vez a la carpeta que vamos a compartir, el sistema operativo nos pedirá el usuario y contraseña que vamos a definir en este punto. Se las pondremos y ya podremos acceder a la carpeta en cuestión.

Empecemos yendo a cuentas, en el menú de la derecha, y seleccionando la opción «usuarios».

Ahí veremos un sólo usuario creado: el usuario «root» que usamos para acceder a nuestro TrueNas. Pulsamos en el botón «añadir» para crear un usuario nuevo.

Lo que debemos hacer es cubrir los campos que se muestran, aunque para lograr el objetivo del tutorial podemos cubrir sólo tres: El nombre completo del usuario (Nombre y apellidos), el nombre de usuario (Mejor que no tenga espacios ni símbolos especiales) y la contraseña (que tenéis que poner dos veces).

ahora nos vamos a la zona inferior de la pantalla y cubrimos la zona de «Directories and Permissions». Vamos a indicarle al sistema qué carpeta va a tener este usuario (dejamos marcada la carpeta que hemos llamado «Compartido». Esto nos permitirá tener los permisos en esa carpeta ya definidos (para no tener que definirlos luego). Pulsamos en «Submit» y con esto ya dejamos el usuario creado (y también le hemos dado permisos a esta carpeta de rebote).

5. Activamos el servicio que necesitamos para poder compatir la carpeta en nuestra red.

Ahora toca decirle a nuestro NAS qué protocolo va a usar. Dependiendo del sistema operativo que usemos en casa, el protocolo nativo para compartir archivos será uno u otro. Por ejemplo, los ordenadores de Apple usan AFP para compartir archivos. Los ordenadores Windows, en cambio, su sistema nativo para estas tareas se llama Samba (o SMB). En todo caso casi cualquier fabricante reconoce el protocolo que usa Windows por defecto, así que vamos a compartir los archivos con el protocolo SMB.

Sin embargo quiero puntualizar dos cosas. Si vais a usar TrueNas como almacenamiento de copias de seguridad de Time Machine (el sistema de copias de seguridad de Apple), tendréis obligatoriamente que usar en la carpeta que vayamos a compartir el protocolo AFP. Un almacenamiento compartido mediante el protocolo de Windows no es suficiente para albergar copias de seguridad de este tipo.

Otro detalle que quiero recalcar: estoy hablando todo el rato de SMB y AFP, pero hay otros protocolos y sistemas para poder acceder a una carpeta a través de una red (WebDAV, FTP…), y algunos de ellos podéis usarlos también con vuestro TrueNAS, aunque ahora nos vayamos a centrar en SMB.

Activar el protocolo SMB es muy sencillo. Sólo hay que ir en el panel de la izquierda a la opción «Services».

Dentro de esa categoría debemos buscar el servicio SMB, activarlo (seleccionar el deslizable hasta que aparezca en azul), y seleccionar la opión «Start automatically» para que cada vez que se reinicie TrueNAS este protocolo esté disponible.

En principio esto es todo, pero fijaos que a la derecha podéis configurar más cosas en este servicio (pulsando en el lápiz). Sin embargo para compartir archivos en una red local sin servidor de dominio con esto nos es más que suficiente.

6. Compartimos la carpeta en nuestra red.

Ahora vamos a hacer que podamos ver desde cualquier equipo de la red esa carpeta que hemos creado. Para ello, en el menú de la izquierda nos vamos a «Sharing» y pulsamos en «Windows Shares (SMB)»

No nos aparecerá gran cosa en la pantalla porque aún no hemos creado ninguna carpeta compartida. Pulsamos el botón «Añadir» y nos aparecerá un navegador de carpetas. Debemos desplegarlo hasta encontrar el dataset que hemos creado y lo seleccionamos. El resto de opciones no las tocamos y pulsamos en «Submit».

Ahora sí que nos va a aparecer en el listado de «Windows Shares» la carpeta que hemos compartido.

7. Accedemos a la carpeta desde nuestro equipo.

Con esto ya hemos terminado todo lo que teníamos que hacer en nuestro TrueNas. Sólo tenemos que ir a nuestro ordenador Windows y en cualquier carpeta que abramos, escribir la dirección ip de nuestro NAS en la barra de direcciones de esta forma.

\\dirección ip

Nos aparecerá la carpeta que hemos compartido en nuestro TrueNas, pero puede que al entrar en ella nos pida usuario y contraseña. Si lo pide, le ponemos el que hemos generado anteriormente y marcamos la casilla de guardar credenciales.

Y con esto ya queda todo listo. Nuestro TrueNas a partir de ahora ya puede almacenar todos los archivos que le mandemos de forma segura.

Oye... ¿Te has fijado que en este tutorial no has escrito ni una línea de código? Raro me parece en ti. 

Pues sí. Que conste que se pueden hacer cositas en TrueNAS entrando por SSH a sus entrañas, pero para un uso doméstico e incluso para muchos usos empresariales no suele ser necesario meterse en esos fregaos. TrueNAS tiene un entorno que permite hacerle casi cualquier configuración sin necesidad de salir de su página web.

Además, si os fijáis, en la sección de «plugins» TrueNAS permite instalar y configurar un montón de servicios y añadidos interesantes, como convertir nuestro TrueNAS en un gestor de descargas, un servidor de Plex o de NextCloud.

Consultemos ahora a nuestros lectores. ¿Se os han complicado las instrucciones? ¿Estáis dándole algún otro uso a vuestro TrueNAS además de compartir archivos en red? Dejadnos vuestras dudas y opiniones en los comentarios.

Share

4 comentarios

  1. Zorongo

    Hola, estaba usando FreeNAS y decidí cambiarme a TrueNAS , para ello me he servido de tus indicaciones desde la instalación hasta la configuración. Resultado: con FreeNAs podía ejecutar archivos .exe (instalación en Windows claro está)sin problemas, y otras cosas dentro del NAS como si estuviera en Windows ; con TrueNAS y tu configuración no hay manera, me paso el día dando permisos a los archivos para que se ejecuten, he leido algo sobre permisos en ALC y claro, aquí ya me pierdo y por más que releo tu configuración y miro otras cosas por internet, no soy capaz de hacerlo…torpeza que tiene uno. ¿me ayudarías? Gracias anticipadas

    • Marcos

      El interfaz ha cambiado mucho desde las versiones antiguas de FreeNAS de hace unos años hasta las versiones más modernas de TrueNAS. No tiene nada que ver.

      En todo caso, por lo que me dices, lo más probable es que en tu antigua instalación de Freenas tuvieras todo sin permisos, de forma que cualquier equipo con cualquier usuario pueda acceder a los recursos del freenas. No es evidentemente la forma más correcta de gestionar un almacenamiento en red y cada recurso compartido debería tener los permisos adecuados para cada usuario. En todo caso ten en cuenta lo siguiente:

      1) Mantén actualizado tanto el freenas en su última versión como los clientes que acceden a él. He tenido alguna vez problemas con equipos que no podían conectarse a un truenas y al final el problema era que los windows no estaban actualizados.
      2) En «Servicios» – «SMB» – «Opciones avanzadas» puedes activar opciones para reducir la versión de «SAMBA» que usa truenas para compartir archivos (como activar soporte de SMB1). Si la opción 1 no es factible (equipos que por el motivo que sea no pueden actualizarse), esta opcion 2 puede ayudar.
      3) En «almacenamiento» – «Pools» – «Editar Permisos» puedes revisar los permisos de cada elemento que vayas a compartir y que se apliquen de forma recursiva.
      4) En «Sharing» – «Windows Shares» – «Edit shares ACL» hay más permisos. De nada sirve poner en el paso 3 que le das control total a alguien si luego en la compartición le dices que esa persona no puede acceder.
      5) dices que te pasas el día dando permisos: Una vez que has dado permisos, puedes cambiarlos a través del explorador de Windows. A lo mejor te resulta más sencilo dar permisos pulsando con el botón derecho en una carpeta, pulsar en «propiedades» y ahí cambiar los permisos. Ojo: esto se puede hacer con las carpetas dentro de cada recurso compartido, no con los recursos compartidos en sí.

      Revisa y si quieres coméntame a ver si con estas indicaciones resuelves algo.

  2. Anónimo

    Gracias por tu pronta respuesta:
    Como ya te comenté al instalar TrueNAS todo el sistema FreeNAS se formateó, obviamente. Todo me funciona perfectamente y con los pasos de seguridad de las claves que he configurado tanto para acceder por Web como por RED , Algo que ya tenía con FreeNAS , simplemente en éste si yo quería hacer una instalación de una aplicación o programa podia hacerlo desde el servidor sin necesidad de arrastrar a C:\ el programa en cuestión. Ahora la instalación tan sólo puedo realizarla desde el servidor si aplico las propiedades del archivo y sus correspondientes permisos. Me niego a creer que TrueNAS haya retrocedido con respecto a FreeNAS. De hecho Windows me lanza el mensaje de que no tiene acceso al .exe del programa y de que es cuestión de política(permisos) de RED.
    Saludos y de nuevo gracias anticipadas

  3. Zorongo

    Hola Marcos, mi servidor acaba de «fundir» uno de los discos en Espejo, tampoco me sorprende tiene ya sus añitos, TrueNAS lo ha desconectado, mi pregunta es: ¿como procedo para sustituirlo por otro también en espejo y sin perder datos?, porque me da la impresión de que no basta con cambiar uno por otro sin más.
    Otra cosas curiosa: cuando instalé TrueNAS , se instaló en un español TOTAL, todo en castellano casi perfecto y ahora a raiz de lo que te comento ( o no) arriba, tuve que pasarlo a español y a medias. Gracias por tu paciencia y colaboración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2022 Flopy.es

Tema por Anders NorenArriba ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies