Flopy.es

Tutoriales, noticias y soluciones informáticas

Mac OS Catalina en un Mac no compatible: Guía de instalación

iMac 7.1 y MacBook 5.2 funcionando con Mac OS Catalina

Es normal que cualquier sistema operativo tenga unos requerimientos mínimos para poder instalarse en un ordenador. Por poner un ejemplo muy extremo, no deberíamos instalar la última versión de Windows en un ordenador fabricado en el año 2000, y ya no digo porque sea o no sea posible instalarlo, sinó porque aunque lo consiguiéramos, el equipo iría extremadamente lento debido a que Windows 10 está diseñado para funcionar en un hardware mucho más potente que el que disfrutaban los equipos de esa época.

Sin embargo podríamos decir que el caso de Apple es muy especial en este sentido. En los últimos años Apple ha introducido determinadas tecnologías en su software que han hecho que no fuera posible instalar las últimas versiones de su sistema operativo en ordenadores que aparentemente rinden de forma correcta en versiones anteriores de Mac OS.

Y sí… algunas de estas tecnologías no es posible usarlas en Macs antiguos porque su hardware no es capaz de soportarlas, pero sin embargo los últimos sistemas operativos de Apple (como Catalina) muchas veces son capaces de funcionar a una velocidad más que razonable en esos mismos equipos (aunque esas funcionalidades concretas no puedan usarse).

Espera... ¿Acabas de decir que no se puede instalar Catalina en Macs viejos y ahora me dices que Catalina puede funcionar en esos equipos de forma fluída? ¿En qué quedamos?

No es ninguna contradicción. Las tecnologías que implementa Apple en sus sistemas operativos nuevos no suelen ser fundamentales a la hora de arrancar el sistema en equipos antiguos (Son funcionalidades nuevas, pero no son tan críticas como para que el sistema operativo al completo no funcione con un parche a medida). La buena noticia es que hay dos formas de luchar contra esta obsolescencia programada y darle una nueva vida a nuestro Mac. Una es “pasar” de Mac OS e instalar un sistema operativo diferente y actualizado, como alguna distribución de GNU-Linux o incluso instalar Windows 10 en ese equipo siguiendo este tutorial, y la otra es realizar la instalación del último sistema operativo de Apple con herramientas que la comunidad de usuarios ha puesto de forma desinteresada a disposición de todo el mundo y que permiten parchear el sistema operativo de forma que pueda funcionar correctamente en nuestro equipo.

Mmmmm... instalar un Mac OS parcheado... me suena a que en todo caso va a ser una instalación complicada. 

Para nada. En muchos casos es tan «complicado» como era instalar una nueva versión del sistema operativo antes de que los distribuyeran en la Apple Store. Además voy a explicar todo el proceso de forma tan sumamente detallada que va a ser imposible perderse. Básicamente debemos hacer lo siguiente:

  1. Si queremos conservar los datos y programas de nuestro equipo, antes de empezar debemos crear una copia de seguridad de nuestro Mac con Time Machine.
  2. Descargamos el programa que nos permite la instalación.
  3. Descargamos el sistema operativo de apple.
  4. Creamos un USB parcheado para realizar la instalación
  5. Instalamos el sistema operativo desde ese USB junto con los parches en nuestro equipo.
  6. Restauramos la copia de Time Machine en nuestro Mac.

Como habéis visto en el punto 4, vamos a necesitar un Pen Drive y debe ser de al menos 16 GB de capacidad. En él pondremos el instalador del sistema operativo. Si optamos por conservar todos los archivos y programas de nuestro mac, debemos también tener un disco duro externo para poder realizar la copia en Time Machine.

En este artículo vamos a mostrar un caso particular: cómo realizar la instalación de Mac OS Catalina (10.15) en un Mac en el que apple no permite instalar este sistema operativo de forma oficial. Pero en todo caso la instalación es muy similar para cualquier otra versión de Mac OS y el mismo desarrollador que ha hecho realidad este proyecto, en su momento ya nos posibilitó instalar sistemas operativos anteriores en equipos no soportados. Aquí os dejo los vínculos para instalar Sierra, High Sierra y Mojave en equipos que incialmente no los soportaban.

1- ¿Podrá mi Mac ejecutar una versión parcheada de Mac OS X Catalina?

Antes de realizar los pasos que vamos a describir, debemos comprobar si realmente nuestro ordenador va a ser capaz de ejecutar correctamente el sistema operativo en nuestro equipo (ya que si se trata de un equipo demasiado antiguo puede que sea imposible instalarlo). En líneas generales podemos consultar todo esto en la página oficial del proyecto que nos va a permitir realizar la instalación, pero os voy a facilitar las cosas especificándoos aquí los modelos compatibles con esta versión parcheada del sistema operativo.

  • Mac Pros, iMacs, or MacBook Pros más modernos que el modelo «Early 2008». En concreto son éstos:
    • MacPro3,1
    • MacPro4,1
    • MacPro5,1
    • iMac8,1
    • iMac9,1
    • iMac10,x
    • iMac11,x (OJO: Estos modelos de iMac tienen tarjetas de vídeo AMD Radeon HD5XXX y 6XXX y son problemáticos. Catalina puede que funcione extremadamente lento por culpa de estas tarjetas de vídeo)
    • iMac12,x (Mismo caso que en el modelo anterior. La tarjeta de vídeo de este modelo puede hacer que el sistema operativo funcione lentamente)
    • MacBookPro4,1
    • MacBookPro5,x
    • MacBookPro6,x
    • MacBookPro7,x
    • MacBookPro8,x
  • Modelos de MacBook Air o MacBook Unibody de aluminio más modernos que el modelo «Late 2008»:
    • MacBookAir2,1
    • MacBookAir3,x
    • MacBookAir4,x
    • MacBook5,1
  • Mac minis o Macbook blanco más modernos que el modelo «Early 2009»:
    • Macmini3,1
    • Macmini4,1
    • Macmini5,x (OJO: Estos modelos de Mac Mini tienen tarjetas de vídeo AMD Radeon HD5XXX y 6XXX y son problemáticos. Catalina puede que funcione extremadamente lento por culpa de estas tarjetas de vídeo)
    • MacBook5,2 (Catalina en este MacBook no tiene soporte completo para el trackpad que trae de serie. Funciona, pero no del todo bien. Si se le cambia el trackpad por el multitáctil de un MacBook Pro antiguo se soluciona este problema por completo).
    • MacBook6,1
    • MacBook7,1
  • Xserve más modernos que el modelo «Early 2008»:
    • Xserve2,1
    • Xserve3,1

También hay algunos modelos que NO son compatibles. La lista de los modelos no compatibles es la siguiente:

  • Modelos de Mac Pro, iMac, MacBook Pro y Mac mini del 2006-2007:
    • MacPro1,1
    • MacPro2,1
    • iMac4,1
    • iMac5,x
    • iMac6,1
    • iMac7,1 (Este modelo es compatible únicamente si se le cambia el procesador por uno soportado. Además si queremos que le funcione el Wifi, también deberemos cambiarle la tarjeta WiFi al equipo).
    • MacBookPro1,1
    • MacBookPro2,1
    • MacBookPro3,1
    • Macmini1,1
    • Macmini2,1
  • Macbooks del año 2006-2008:
    • MacBook1,1
    • MacBook2,1
    • MacBook3,1
    • MacBook4,1
  • MacBook Air del año 2008 MacBookAir 1,1

Cualquier otro ordenador de apple en el que la instalación de Catalina no esté oficialmente soportada por apple y que además no esté en estas listas no va a poder instalar OSX Catalina. Esto incluye cualquier modelo con procesadores Intel Core Duo (No Core 2 Duo) y modelos con procesadores PowerPC.

¿Y cómo puedo averiguar qué modelo es mi ordenador?

Pues no es muy complicado. En la versión de Mac OS que tengas instalada en el ordenador, simplemente pulsas la manzana de la barra superior y luego en “Acerca de este Mac”.

Luego pulsas en «informe de sistema».

Y por último, situándote en la pestaña «hardware», te fijas en el «identificador de modelo».

Tal y cómo os he dicho, este procedimiento que nos dice el modelo de macbook se puede realizar en cualquier versión de Mac OS, pero las capturas las he realizado en un Mac OS Catalina instalado sobre un equipo no compatible (un MacBook 5.1). De hecho usaré ese equipo para hacer las capturas de pantalla, retoques de fotos y escribir el artículo. Como podéis suponer, si estoy usando este equipo para escribir el tutorial, eso significa que el equipo funciona correctamente con OSX Catalina (y de hecho es en este momento uno de los equipos que más se usan en mi casa).

2- Creación de una copia de seguridad de nuestro sistema.

También antes de empezar debemos tomar una decisión: ¿queremos conservar todo lo que tiene nuestro ordenador en el nuevo sistema operativo o queremos empezar con una copia limpia del sistema? La primera opcion es recomendable si tienes datos y programas que no quieras perder y además el ordenador funciona de forma fluída con el sistema operativo actual. Si el ordenador os va lento y no os interesan los datos, posiblemente os interese más no restaurar ninguna copia de seguridad una vez terminada la instalación.

En todo caso me interesa que tengáis clara una cosa. Lo que vamos a hacer es un proceso que en cuanto lo iniciemos VA A BORRAR TODOS LOS DATOS QUE CONTENGA VUESTRO DISCO DURO. Y cuando digo todo es TODO: Programas, archivos, fotos, vídeos, música… completamente todo. Si tenemos una copia de seguridad funcional en Time Machine del momento anterior al inicio del formateo, en cuanto hayamos instalado el sistema podremos restaurar la copia y habremos recuperado todos nuestros datos. Si no realizamos la copia o tenemos una copia corrupta podríamos perder todo lo que tenemos almacenado en el ordenador, así que os ruego que antes de hacer nada hagáis una copia de seguridad de todo. En cuanto hayáis terminado, haced lo que veáis conveniente con ella (restauradla o eliminadla), pero en este tipo de procedimientos es mejor ser precavido y tener al menos una copia de todo disponible por si algo sale mal.

Para realizar la copia de seguridad conectad un disco duro externo a vuestro mac. En el caso de tener el disco duro en un formato diseñado para Windows en lugar de para Mac, habrá que formatearlo primero (lo que implica borrar todo su contenido). Si necesitáis borrarlo debéis ir a la carpeta «aplicaciones» del ordenador, buscar la carpeta «Utilidades» y dentro de ella ejecutar la «Utilidad de discos».

Una vez abierta la utilidad de discos, debemos seleccionar el disco duro en la columna de la izquierda (Aseguraos de que sea el disco correcto, no vayáis a borrar el disco que no es). Luego, en la zona superior hay que pulsar el botón «Borrar» y se nos abrirá una zona en la que se nos preguntará que formato debemos darle al disco. Debemos poner formato Mac Os Plus (Con registro) y en el desplegable «esquema» debemos poner «Registro maestro de arranque (MBR). Por último pulsamos el botón «Borrar».

Después de hacer esto, tendremos el disco en el formato adecuado para realizar una copia de seguridad en él. Para configurar la copia debemos ir ahora a «Preferencias del sistema» y acceder a la opción «Time machine».

Una vez dentro de la configuración de Time Machine, sólo tendremos que escoger el disco que hemos preparado en los pasos anteriores y dejar que se realice la copia.

Eso sí… es importante tener claro que la copia llevará su tiempo y dependiendo del tipo de disco y de la cantidad de espacio que tengamos ocupado en nuestro Mac, la copia podría llevar varias horas. En todo caso, una vez terminada la copia podemos respirar tranquilos. En caso de meter la pata hasta el fondo, con esta copia podremos dejar el ordenador exactamente igual que estaba antes de empezar el procedimiento que vamos a ver. Una vez terminada la copia de seguridad es importante desconectar por completo el disco duro en el que habéis hecho la copia (para evitar equivocaciones cuando formateemos el pen drive o el disco del Mac antes de realizar la instalación).

3- Descarga del programa que nos permitirá crear el USB de arranque.

Tal y cómo os he dicho anteriormente, todo lo que vamos a necesitar está en esta página, así que nos dirigimos a ella desde el Mac en el que queremos instalar Catalina y pulsamos sobre el botón que dice «Download latest version».

Nos descargamos el archivo (es un DMG, es decir, una imagen de disco) y lo abrimos. Se nos muestra algo como esto:

Hacemos doble click en el único archivo que contiene esa imagen de disco y dependiendo del sistema operativo que tengamos posiblemente nos aparezca un error de este tipo.

Tenemos que decirle al sistema operativo que este archivo es seguro. Así que si se nos presenta este error, tenemos que abrir preferencias del sistema e ir a «seguridad y privacidad».

Dentro de «Seguridad y privacidad», en la zona inferior se nos dirá que el programa que intentamos ejecutar no proviene de un desarrollador identificado. Pulsamos en «Abrir igualmente».

Se nos abrirá una ventana de confirmación. Simplemente pulsamos en «Abrir» para ejecutar el programa.

Posiblemente, después de hacer ésto, se nos pregunte el usuario y contraseña del administrador del equipo. Se la damos y por fin tendremos el programa de creación del USB de arranque funcionando.

4- Descarga de OSX Catalina

Ahora mismo deberíamos tener una pantalla similar a esta.

Debemos pulsar un par de veces en «Continue» hasta llegar a la siguiente pantalla.

En esta pantalla se nos pide una copia de Mac OS X Catalina para poder crear el USB de arranque. En versiones anteriores del instalador, había que pulsar una opción de la barra de menús para hacer la descarga, pero en esta versión del instalador simplemente debemos pulsar en «Download a Copy» y nos aparecerá esta pantalla.

Pulsamos en «Start Download» y se empezará a descargar la última versión de Mac OS que ocupa aproximadamente 8 GB, así que la descarga tardará un poco. En cuanto se haya realizado obtendremos la siguiente pantalla, en la que tendremos que marcar la opción «Create a Bootable Installer», pero antes de eso aseguraos de haber insertado el Pen Drive en el que vais a poner el instalador del sistema operativo. Tened en cuenta que todo lo que haya en esa unidad USB va a ser borrado, por lo que revisadlo con anterioridad para estar seguros de que no vais a borrar información importante.

Ahora os aparecerán en pantalla todas las unidades de disco que tengáis conectadas al ordenador. Buscad vuestra unidad USB en la lista, seleccionadla y pulsad el botón «Start».

Va a aparecer una ventana advirtiéndonos de que el USB va a ser borrado por completo. Pulsamos en «Yes».

Ahora empezará a crearse la unidad USB con el instalador del sistema operativo.

Igual que cuando hicimos la copia de seguridad, este paso tardará bastante tiempo. Si nuestro Mac sólo dispone de ranuras USB 2.0, la creación del disco de arranque puede llevar unos 20 minutos, así que paciencia. En cuanto termine deberíamos ver algo como esto.

Una vez llegados aquí, podemos empezar la instalación del sistema en nuestro ordenador.

5- Formateo del disco duro de nuestro Mac.

Llega el momento de la verdad. Dejamos conectado el dispositivo que acabamos de crear en un puerto del ordenador y lo apagamos por completo (no lo reiniciamos, sino que lo apagamos). Ahora debemos arrancar el ordenador desde el pen drive.

Para ello debemos pulsar la tecla de encendido de nuestro Mac e inmediatamente después presionar y mantener pulsada la tecla opción o «alt» de nuestro teclado (⌥) hasta que nos salga un menú preguntándonos qué disco queremos arrancar. Debemos seleccionar la partición llamada «EFI Boot», que muestra el logotipo de Mac OS Catalina.

En mi caso tengo dos particiones en este ordenador. Una con Windows y otra con Mac OS. La tercera, que tiene el logotipo de Catalina es la que nos interesa.

Después de unos minutos de carga, nos saldrá una pantalla de instalación que probablemente os sonará si habéis instalado alguna vez Mac OS desde algún medio extraible, aunque con alguna opción más de la que hablaremos más adelante. Lo primero que debemos hacer es entrar en la «utilidad de discos».

Una vez dentro debemos situarnos en la columna de la izquierda en nuestro disco duro. En la captura que os muestro aparecen varios discos, porque tengo varias particiones en el Mac, pero en condiciones normales y si no habéis instalado windows ni ningún otro sistema operativo a mayores, debería aparecer sólo una partición. En todo caso seleccionamos la partición de Mac OS y nos fijamos en la parte de abajo en la fila en la que pone «Tipo». Si el tipo es «Volumen APFS», entonces estamos de suerte, porque podemos saltar hasta el punto 6 si lo que queremos es conservar todos los datos del disco. Si queremos empezar con una copia limpia del sistema (borrar todo) o si en ese campo pone «Volumen HFS+» (que es lo más probable) tocará formatear el disco por completo (gracias a la copia de seguridad que hicimos en el punto 2 no tendremos problema en restaurar los datos más adelante). En este caso tendremos que asegurarnos que estamos situados encima de la partición de Mac OS y luego debemos pulsar el botón «Borrar».

Ahora se desplegará una pestaña desde la parte superior de la ventana y nos pedirá dos cosas: que le pongamos nombre a la unidad de disco (Yo le he llamado «Disco Duro» y que le digamos el formato que va a tener esta unidad. Necesitamos que tenga formato «APFS». Mac OS Catalina no va a querer instalarse nunca en un disco que no sea APFS, así que no nos queda más remedio que poner al disco este formato (Por eso necesitamos formatear la unidad por completo). Una vez seleccionado, pulsamos el botón «Borrar».

Después de unos segundos (un par de minutos en el peor de los casos) ya tendremos la partición donde vamos a instalar el sistema operativo preparada.

6- Instalación de Mac OS Catalina en nuestro disco duro.

Para realizar la instalación debemos cerrar la utilidad de discos y en el menú de utilidades de macOS debemos pulsar en «Reinstalar Mac OS».

Nos saldrá una pantalla de bienvenida en la que debemos pulsar «Continuar».

Ahora debemos aceptar las condiciones del contrato. Evidentemente sólo le pulsamos «Acepto» después de ler detenidamente durante unas horas todas las condiciones, como cada vez que instalamos cualquier programa ¿Verdad?

Apple no termina de creerse del todo que nos hayamos leído bien el contrato, así que la siguiente pantalla es para confirmar de nuevo que lo aceptamos. Parece mentira que desconfíe de nosotros. ¿Hay alguien que le de en «Acepto» sin haber leído todo antes? ¡¡Por favor!!

Empieza lo divertido. Ahora en la parte inferior nos aparecerán todas las particiones de los discos que tengamos conectados al ordenador. Aseguraos de escoger la partición que hemos formateado en el paso 5.

Y listo. Sólo hay que dejar que se instale el sistema (tardará unos 20 minutos). Los que hicieron este instalador parcheado de Catalina lo han preparado para que mientras se instala el sistema operativo se instalen simultáneamente todos los parches necesarios para que funcione todo correctamente, así que no hay nada más que hacer. En principio, después de la instalación el sistema debería reiniciarse correctamente (nos va a preguntar los datos básicos que pregunta un Mac cuando lo compras, como nombre de usuario, contraseña, cuenta de iCloud, etc…), pero en todo caso si algo falla, podemos iniciar de nuevo el instalador desde el USB (Insertando el USB con el ordenador apagado, encenderlo y pulsar «Alt») e instalar los parches a manubrio. En la ventana de «Utilidades de macOS» necesitaríamos escoger la opción «macOS Post Install».

En la siguiente ventana simplemente podríamos seleccionar los parches que quisiéramos instalar en el ordenador. En principio el instalador debería detectar qué modelo de Mac tenemos e instalar los parches correctos (Si os fijáis en la captura de abajo, ha detectado correctamente que estoy instalando el sistema en un MacBook 5.1), pero podemos pulsar «change» para cambiar el modelo de ordenador en caso de que la detección fuera errónea.

Si hacemos así, se abrirá una pestaña para seleccionar el modelo de Mac correcto y el disco duro en el que hay que aplicar los parches. Después de pulsar en «Done» deberíamos pulsar en «Apply Patches» y con esto debería quedar todo funcionando.

Ahora simplemente apagamos el equipo, quitamos el Pen Drive y lo arrancamos desde el disco duro. Debería arrancar ya el sistema operativo correctamente. ¡¡¡Ya tenemos Catalina instalado en nuestro Mac!!!

7- Arranque y restauración de la copia de seguridad.

Esta parte es muy sencilla, así que sólo os voy a dar un par de apuntes básicos.

Lo primero que os quiero comentar es que dependiendo de la antiguedad de vuestro equipo, puede que durante el arranque tengáis que ver una pantalla negra con letras desplazándose antes de la carga del sistema operativo. El desarrollador del parche ha elaborado este vídeo para que os hagáis una idea de lo que vais a ver en el arranque (Aunque se trata de un equipo con Mojave parcheado, el arranque de Catalina sería idéntico).

Es simplemente un aspecto estético que dura unos 8-10 segundos y que luego no influye en la funcionalidad del sistema operativo, así que no os debería de preocupar en demasía.

Durante el primer arranque, una de las preguntas que os hará el sistema operativo es si queréis instalar el equipo como un equipo nuevo o si queréis restaurar datos de otro mac, de un sistema Windows o de una copia en Time Machine. Si habéis realizado todos los pasos que se han indicado en el punto 2, deberéis escoger esta última opción. En todo caso si tenéis prisa por probar primero el sistema no os preocupéis. Aunque escojáis la opción de instalar como un equipo nuevo, posteriormente podréis lanzar el asistente de migración para restaurar el backup. Sólo tenéis que ir a la carpeta de aplicaciones, abrir la carpeta de «utilidades» y lanzar el asistente de migración. Es un asistente muy sencillo de seguir. Sólo hay que responder preguntas del tipo «¿en qué disco está tu copia de seguridad?», «¿Quieres restaurar aplicaciones y documentos o sólo documentos» o «dime las contraseñas de los usuarios», así que no va a ser para nada complicado responderlas.

Algo que es muy importante tener en cuenta es que si habéis restaurado todo el contenido de la antigua instalación (aplicaciones incluídas), puede que os encontréis con alguna aplicación con un símbolo de prohibición, de esta forma.

Esto es porque Catalina ya no permite ejecutar aplicaciones de 32 bits. Cualquier aplicación que quiera funcionar en Catalina, es necesario que sea de 64 bits. Todas las aplicaciones de 32 bits aparecerán con ese símbolo de prohibición por encima y no podremos ejecutarlas, así que probablemente necesitemos actualizar alguna que otra aplicación que hayamos usado en nuestra anterior instalación.

En todo caso una vez llegados a este punto ya tenemos instalado en nuestro equipo Catalina y ya es completamente funcional. ¿Os ha parecido complicado? ¿Os habéis atorado en algún punto del tutorial? Os animo a dejar dudas o sugerencias en los comentarios.

Share

6 Comentarios

  1. Fantástico el tutorial. «Gran trabajo y gran ayuda». Enhorabuena

    • Marcos

      06/01/2020 at 17:33

      Gracias. La verdad es una pena no darles una segunda vida a estos equipos, sobre todo sabiendo que son capaces de mover este sistema, así que instalar un sistema operativo actualizado es como devolverles la juventud (y cuidar el planeta, que no es plan comprar un ordenador nuevo cuando el antiguo aún puede seguir actualizándose).

  2. He realizado todo el proceso paso por paso y cuando ya me ha creado el bootloader en el pen drive, lo intento ejecutar en el punto 5 y me sale el logo de prohibido.

    • Marcos

      16/01/2020 at 11:53

      Hola. Antes de nada, perdona por la tardanza en responder, pero llevo unos días complicados por hospitalización de familiares.

      Si no eres capaz de arrancar el Pen Drive que has creado, lo más probable es que sea culpa del Pen Drive. Me ha pasado con algunos pen drives que, a pesar de que consiguen almacenar datos de forma correcta, si les instalas algún sistema operativo booteable (distribución de linux o un Mac OS) no hay forma de arrancarlos. Mira si tienes algún otro por ahí e intenta realizar la instalación desde otro pen drive. A ver si así se resuelve este tema.

  3. Buenas tardes, me llamo Javi quería agradecerte el vídeo que has hecho, he seguido todos los pasos y a la hora de elegir la llave usb con el catalina ha pasado mas de una hora y todavía no me arranco tengo macpro 3.1 que es soportado con 32 Gb de memoria ram y disco duro ssd con otros bootables como mojave o sierra carga en cuestion de minutos pero con el catalina ha pasado mas de una hora y no ha cargado.

    Gracias un saludo

    • Marcos

      16/01/2020 at 11:56

      ¿Te refieres a que no logras arrancar desde el usb? ¿Será el mismo problema que le he comentado a Marc? Si no logras arrancar desde ese USB prueba con otro de marca distinta (A ser posible que sea marca conocida). Si lo que te da problemas es el arranque del disco duro con el Mac OS ya instalado en el disco, prueba a arrancar de nuevo el pen drive y realizar el «mac OS post install», para que se carguen correctamente los parches (Sobre todo el del sistema de archivos APFS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

(cc) 2020 Flopy.es

Tema por Anders NorenArriba ↑

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies