Estos días estoy más que liado, pero he tenido un poco de tiempo para buscar información sobre pantallas TFT para portátiles (si consigo reparar una, podré tener un portátil funcionando dentro de poco).

Con la coña he llegado a encontrar mucha información interesante sobre pantallas, que tal vez sea de utilidad a alguien, así que ahí va:

Arreglar un pixel estropeado en un monitor TFT
Parece imposible, ¿Verdad? Pues la verdad es que con un poco de suerte puede que no sea tan complicado.

Antes de nada decir que no me puedo hacer responsable de los desperfectos que hagais en vuestros equipos, por lo que tendreis que entender que cualquier manipulación que hagais en ellos es bajo vuestra propia responsabilidad (De algo tienen que vivir los servicios técnicos).

Lo primero es saber si lo que tienes es un pixel muerto o un pixel… digamos… “rebelde” o atascado. Si el pixel en cuestión es siempre negro, estamos ante un pixel muerto por el que lo mejor que puedes hacer es rezar una oración rogando su eterno descanso. Si el pixel brilla de algún color (azul, rojo o verde) entonces estamos de suerte y podremos intentar darle una colleja para reanimarle.

Primero apaga el monitor con el ordenador y el monitor. Luego, con el monitor apagado coge un paño suave y presiona sobre la zona donde está ese pixel atascado. Ojo: intenta ser preciso presionando para que no dañar otras zonas y no te pases de fuerza, que te puedes cargar la pantalla. Ahora mientras haces fuerza, enciende el ordenador y el monitor. Cuando ambos estén completamente encendidos vete relajando la presión poco a poco y deberías tener el pixel ya recuperado.

¿Y por qué esto funciona? pues porque detrás de lo que ves en un TFT hay líquido que tiene que llegar a todos los píxeles. El líquido no había llegado a cubrir ese pixel en concreto y lo que has hecho presionando ha sido expandir el líquido para cubrir el pixel roto.

En fin… eso es muy sencillo ¿verdad? Vamos a cosas más interesantes.

Arreglar un monitor CRT con un taladro
¿A que suena bien?

Pues no es nada complicado. Este inventillo funciona cuando tienes un monitor CRT (de los de culo de toda la vida) magnetizado, es decir, con problemas en los colores que presenta. Normalmente es algo que produce por poner un iman potente cerca de la pantalla (es algo que también afecta a televisores).

Pues resolverlo es bastante sencillo. Necesitas un taladro, una broca de madera grande (de las que son planas en la punta) y dos imanes potentes. Juntas los imanes con cinta aislante en la punta de la broca y la colocas en el taladro. Luego pasas el taladro con una velocidad baja por delante del monitor y listo.

Share