flopy.es

Díscolo blog de informática, y humor

flopy.es - Díscolo blog de informática, y humor

Cambiar pantalla lcd a portátil Airis Mercurio N35AS1

Hace unos días, hablando con mi hermano sobre la posibilidad de tener un portátil donde estoy viviendo ahora (ya que la casa dónde estoy no es muy grande y no hay sitio para poner un ordenador de sobremese), él me dijo que si quería me daba uno que tuvo él, pero que tenía la pantalla averiada y no compensaba arreglarlo. Me informé de las características del equipo y al final resultó ser un equipo bastante decente como para tenerlo perdido en el fondo de un cajón. Era un portátil Airis Mercurio N35AS1, con un disco duro de 40 Gb, un procesador a 2’4 Gigahertzios, 512 MB de memoria… y la pantalla con un problema tremendo, y es que presentaba unas rayas verticales de arriba a abajo (lo que implicaba que para usar de forma digna el equipo había que cambiar la pantalla). Os pongo una foto de lo que le pasaba a la pantalla.

Se podían ver claramente tres rayas verticales atravesando la pantalla de arriba a abajo (dos de medio centímetro y otra de un par de píxeles) que impedían ver correctamente los textos.

Ante tal regalo me movilicé para arreglar este problema y me informé de cómo cambiar el monitor. Antes de ir a ningún sitio me informé sobre su soporte técnico y pude comprobar que es un desastre. Cambiar una pantalla cuesta más de 500 euros y por lo que veo la gente está muy descontenta con él. Como un monitor, aunque sea de portátil, es una simple pieza que colocar, busqué por mi ciudad algún sitio dónde repararan equipos que pudiera cambiarme la pantalla. En APP me dijeron que lo único que podían hacer era tramitar el envío al servicio técnico y que no me merecía la pena. En una tienda cerca de mi casa me dijeron que ni me lo miraban porque era tan caro que no compensaba. Al final encontré una tienda donde al menos se quedaron el equipo unos días y me dieron presupuesto… pero era también de 550 euros.

Como no entendía por qué la reparación era tan cara (al fin y al cabo un monitor lcd de sobremesa nuevo no pasa los 200€ ni de broma), me decidí a probar suerte y a cambiarlo por mi cuenta.

Lo primero era acceder a la parte trasera de la pantalla para saber el modelo de la misma para buscarla por internet.

Para ello hay que quitar los cuatro tornillos que marco en la foto. Luego hay que quitar con cuidado el plástico gris que rodea la pantalla (lo pizais con un desatornillador por un lateral hasta quitar uno de los topes. El resto de topes irán saliendo según vayamos tirando del embellecedor).

Ahora lo que hay que hacer es quitar los tornillos que fijan la pantalla al plástico trasero. Para ello primero quitamos los cuatro tornillos que hay en el canto de la pantalla (no hay pérdida, puesto que el plástico trasero tiene la forma para introducir el desatornillador.

Luego hay que quitar otros seis tornillos. Están en la base de la pantalla. Os los marco en la siguiente foto.

Una vez hecho eso, la parte trasera ya se encuentra totalmente desmontada

Ahora sólo tenemos que mirar marca y modelo de la pantalla para ver si la podemos encontrar más barata. La identificación está en la esquina inferior izquierda (mirando desde atrás)

Al final la pantalla era una Hyundai HT15X31-100. Una simple búsqueda por google me permitió encontrar la pantalla a un precio razonable. Dado que la tienda, a pesar de estar bien lejos (en estados unidos), tiene el soporte de E-Bay (puedo pagar mediante paypal), me registro y pido una pantalla. Ésta tarda en venir a mi casa cuatro días (con un fin de semana por el medio). Una vez en casa, simplemente tuve que quitar los dos cables que sujetan la pantalla (simplemente tirando de ellos). Un cable está en la zona inferior y se conecta a una pieza sujeta en la carcasa trasera de la pantalla (es el cable rosa que aparece en la foto anterior), y el otro es el largo que atraviesa la pantalla.

Hecho esto, quito todos los tornillos que sujetan la pantalla a los laterales y la retiro.

Hecho esto, simplemente tuve que seguir el proceso a la inversa. Primero fijarla a los laterales, luego conectar los cables (hecho esto ya pude probar su funcionamiento), luego colocar la parte trasera y por último el embellecedor.

Con todo esto hecho, sólo me quedó instalar un sistema operativo digno.

¡¡¡Y voila!!! Portatil funcional cuando en todos los sitios me decían que tirara con el portátil.

Share

Instrucciones para arreglar monitores CRT y TFT

Estos días estoy más que liado, pero he tenido un poco de tiempo para buscar información sobre pantallas TFT para portátiles (si consigo reparar una, podré tener un portátil funcionando dentro de poco).

Con la coña he llegado a encontrar mucha información interesante sobre pantallas, que tal vez sea de utilidad a alguien, así que ahí va:

Arreglar un pixel estropeado en un monitor TFT
Parece imposible, ¿Verdad? Pues la verdad es que con un poco de suerte puede que no sea tan complicado.

Antes de nada decir que no me puedo hacer responsable de los desperfectos que hagais en vuestros equipos, por lo que tendreis que entender que cualquier manipulación que hagais en ellos es bajo vuestra propia responsabilidad (De algo tienen que vivir los servicios técnicos).

Lo primero es saber si lo que tienes es un pixel muerto o un pixel… digamos… “rebelde” o atascado. Si el pixel en cuestión es siempre negro, estamos ante un pixel muerto por el que lo mejor que puedes hacer es rezar una oración rogando su eterno descanso. Si el pixel brilla de algún color (azul, rojo o verde) entonces estamos de suerte y podremos intentar darle una colleja para reanimarle.

Primero apaga el monitor con el ordenador y el monitor. Luego, con el monitor apagado coge un paño suave y presiona sobre la zona donde está ese pixel atascado. Ojo: intenta ser preciso presionando para que no dañar otras zonas y no te pases de fuerza, que te puedes cargar la pantalla. Ahora mientras haces fuerza, enciende el ordenador y el monitor. Cuando ambos estén completamente encendidos vete relajando la presión poco a poco y deberías tener el pixel ya recuperado.

¿Y por qué esto funciona? pues porque detrás de lo que ves en un TFT hay líquido que tiene que llegar a todos los píxeles. El líquido no había llegado a cubrir ese pixel en concreto y lo que has hecho presionando ha sido expandir el líquido para cubrir el pixel roto.

En fin… eso es muy sencillo ¿verdad? Vamos a cosas más interesantes.

Arreglar un monitor CRT con un taladro
¿A que suena bien?

Pues no es nada complicado. Este inventillo funciona cuando tienes un monitor CRT (de los de culo de toda la vida) magnetizado, es decir, con problemas en los colores que presenta. Normalmente es algo que produce por poner un iman potente cerca de la pantalla (es algo que también afecta a televisores).

Pues resolverlo es bastante sencillo. Necesitas un taladro, una broca de madera grande (de las que son planas en la punta) y dos imanes potentes. Juntas los imanes con cinta aislante en la punta de la broca y la colocas en el taladro. Luego pasas el taladro con una velocidad baja por delante del monitor y listo.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR